Turismo religioso en Sidi Bou Said

Sidi Bou Said

Cuenta la leyenda que, allá por el siglo XIII, el señor (Sidi) Bou Said Halafa el Bedj, un alauita, decidió instalarse en un bello acantilado sobre el mar, situado a unos 20 kilómetros al norte de la capital de Túnez, para buscar a Dios en su interior y encontrarlo. No tuvo suerte. Sin embargo, el rumor de que era un santo milagrero corrió como la pólvora por la zona, que comenzó a acoger un buen número de peregrinos.

No obstante hay que señalar que, por su parte, a los franceses les encanta decir que en realidad fue Luis IX (uno de sus reyes que participó en las Cruzadas) quien sufrió la Kasbah de Túnez, se contagió con la peste y murió.

El mito dice que, antes, se había enamorado de una guapa princesa bereber, se convirtió al sufismo y cambió su identidad.

Sea como fuere, lo cierto es que sn la actualidad, el buen hombre alauita es honrado con una mezquita en el pueblo, uno de los más bellos, santos y limpios de todo el Magreb. ¿A qué esperas tú, entonces, para ir a conocer este remanso de paz y tranquilidad? Eso sí, para disfrutarlo como se merece, deberás acudir a Sidi Bou Said con el espíritu abierto y con ganas de dedicarte a la vida contemplativa.

Sus casas blancas de portones azules, sus hermosos atardeceres, el placer de tomarse un delicioso té a la menta con piñones en el Café de las Esferas o una buena cena en el restaurante Los Viejos Buenos Tiempos, son delicias que no tienen precio a orillas del mar Mediterráneo.

Lo que más te impresionará será, sin duda, su arquitectura: plagada de casas blancas con una sola altura, adornadas con patios interiores y terrazas planas, sus tonos azules, sus callejones empinados, sus escalinatas o sus escondidos corredores, muy parecido todo ello a otros paraísos mediterráneos como Santorini o Ibiza.

Sin olvidarnos, claro, del jazmín: que llena los cármenes de las casas, que te es ofrecido en forma de ramilletes por la calle o que verás detrás de la oreja de un paisano. Que impregnará tus días en este bellísimo enclave tunecino.

Foto Vía: Living Viajes

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Sidi Bou Said



Deja tu comentario