Cementerio Koubba Sidi el Mezeri

Cementerio Koubba Sidi El Mezeri

Un buen ejemplo de ciudad tunecina que ha sabido ser fiel reflejo del paso del tiempo y que se ha convertido en una especie de excelente espejo para contemplar la Historia en Túnez, es el Monastir.

Situada a unos 140 kilómetros de la capital, sin duda se perfila como uno de los puntos clave si se está pensando en viajar al país norteafricano no sólo por la importancia histórica que desprenden sus calles, sino también para poder ver de primera mano sus monumentos tan bien conservados.

En este sentido en ella existen varios lugares que pueden ser catalogados como dignos de interés turístico, como por ejemplo sus mezquitas (tiene varias), sobre todo la conocida como la Gran Mezquita que data de los siglos IX al XI y desde la cual, a través de la “Torre de la fe” se procede a llamar a los fieles musulmanes al rezo. También podríamos destacar entre todos estos sitios claves el Mausoleo de Habib Bourguiba, la tumba del que fuera presidente de Túnez y donde también se guardan los restos de su familia.

Sin embargo, en el artículo de hoy nos vamos a centrar en el que quizá es uno de los lugares más llamativos de la ciudad: su cementerio. Localiza al lado de la Ciudadela, en un promontorio que se eleva sobre el mar Mediterráneo en él, lo primero que llamará la atención del visitante es el hecho de que las tumbas, que son todas de color blanco, se encuentran del mismo modo perfectamente alineadas.

¿Y esto por qué? Te estarás preguntando. Pues bien la razón para ello estriba en que los musulmanes deben de ser siempre enterrados mirando en dirección al santuario de la Meca y, a diferencia de nosotros los occidentales, no utilizan cajas funerarias, sino que son enterrados envueltos simplemente en una sábana que, previamente, ha sido perfumada.

Si alguna vez te acercas a Monastir, no dudes en acercarte hasta allí para contemplar con tus propios ojos una de las tradiciones musulmanas más arraigadas.

Foto Vía: Lala2

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Monastir



Deja tu comentario