Mausoleo Real Tourbet el Bey

Tourbet el Bey

La Medina de Túnez, la cual fue integrada en el año 1979 por la Unesco entre los lugares que forman parte del Patrimonio de la Humanidad, ocupa el centro de la capital del país y es uno de los grandes atractivos turísticos de la misma. En su interior se albergan alrededor de 700 monumentos diferentes, que están repartidos entre palacios, mezquitas, mausoleos, madrazas y fuentes de los períodos almohade y hafsí.

En este sentido, el artículo de hoy está dedicado a uno de los mausoleos anteriormente mencionados, concretamente vamos a centrarnos en el Mausoleo Real Tourbet el Bey.

Construido durante el período otomano, esta enorme tumba (que está considerada como la más grande de todo el país) ocupa una sala entera de la Medina y guarda los restos de muchos beyes (título que se otorgaba a los reyes de Túnez), princesas, ministros y consejeros husseinitas, entre otros.

Datado en el siglo XVIII, su fachada de color gris ha sido decorada con pilastras. No obstante, lo que más llamará tu atención al contemplarlo serán las cúpulas que lo jalonan y que son de inspiración italiana, ya que la parte frontal del edificio carece casi por completo de decoración.

Por señalar algunas de sus particularidades, has de saber que las diferentes habitaciones que lo conforman están estructuradas alrededor de un patio rectangular y cada uno de los cilindros que están colocados sobre las diferentes lápidas simbolizan la imagen de un turbante estilizado, lo que nos advierte que quienes están enterrados en ellas son varones. A este respecto, aquellas tumbas que no poseen turbante nos indican que corresponden a mujeres.

Si decides acudir a visitarlo, debes de saber que existen visitas guiadas (de hecho, el guarda es un guía entusiasta) que te explicarán con todo lujo de detalles qué sarcófago corresponde a cada cual, mientras paseas entre las tumbas.

Foto Vía: Marta Leonor Vidal García

 
Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Ciudad de Túnez



Deja tu comentario