La necrópolis dolménica de Dougga

Necropolis dolmenica

Entre todos los yacimientos arqueológicos que podemos encontrar en Túnez, la ciudad de Dougga, al noroeste de Túnez, es uno de los que tienen mayor interés histórico. Por este motivo, fue declarada en el año 1997 por la Unesco como lugar Patrimonio de la Humanidad.

Localizada en el campo, lejos de cualquier entorno urbano, su enorme tamaño (alrededor de 70 hectáreas), el distinto número de civilizaciones que se asentaron en ella así como el buen estado de conservación en el que aún permanecen buena parte de sus monumentos, hacen de ella uno de los sitios que has de visitar si te acercas a conocer el país.

Uno de los vestigios arqueológicos que podrás ver en ella, es el de la necrópolis dolménica. Este cementerio de época númida recibe el nombre por la forma en la que están construidas sus tumbas: como si fueran una especie de caja abierta por uno de sus lados y conformadas por tres losas planas sobre las que se posa otra más, de gran tamaño.

Otras poseen, además, bóveda y balsa circular; estas últimas primero fueron identificadas como torreones de una supuesta muralla, aunque posteriormente se descartó tal idea y hoy están atestiguadas como auténticas sepulturas. En el caso de las tumbas de balsa, tan sólo se ha descubierto una en el yacimiento y aún en la actualidad está envuelta por un cierto halo de misterio.

Por lo general, se trata de sepulcros colectivos que eran reutilizadas a lo largo de los años ya que el flanco que quedaba abierto se cubría con un muro de piedras muy fácil de desarmar cuando se necesitase. En ellas han sido hallados tanto restos humanos como de objetos de cerámica y han sido datadas a partir del siglo II antes de Cristo, aunque se sabe que durante el siglo siguiente también fueron usadas.

Foto Vía: Dólmenes Blogspot

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Patrimonio de la Humanidad en Túnez



Deja tu comentario