El Teatro Municipal de Túnez

Teatro Municipal de Túnez

Como comentamos en un post anterior Túnez tiene una intensa vida cultural y, en este sentido, su capital no podría ser la excepción a la regla. La ciudad está en completa ebullición y, además de museos y otro tipo de galerías, en ella sobresale el Teatro Municipal.

El bello edificio data de principios del siglo XX, concretamente el 20 de noviembre del año 1902 con la representación de la obra “Manon”, y fue erigido por los arquitectos franceses Emile Resplend y Jules Ferry siguiendo el estilo más popular durante aquella época: el denominado como Art Nouveau o Modernismo.

Por aquel entonces aún era denominado como Casino pero, sin embargo, en el año 1909 fue derruido (con excepción de su fachada) y sobre los escombros fue construido un nuevo edificio, mucho mejor equipado que el anterior: la nueva construcción poseía cuatro niveles distintos con platea, balcón, galería y entresuelo, lo que a su vez hizo aumentar considerablemente el número de plateas, que pasaron de ser 850 a 1350. Sería inaugurado en 1911.

Situado muy cerca de la Medina, en la actual avenida de Habib Bourghuiba, su peculiar forma arquitectónica y su inmaculada fachada de estuco blanco incluso le ha valido un apelativo: los tunecinos lo conocen como “el caramelo”.

En épocas pasadas de mayor apogeo, y durante su siglo de vida (este año es su centenario) el teatro acogió a estrellas de la talla de Sarah Bernhardt, Philippe Gerard, Jean Marais y François Perier, que presentaron en él sus diversos espectáculos, así como de otros artistas de nacionalidad tunecina. En nuestros días sigue programando diversas representaciones como obras de teatro, conciertos e incluso óperas que provienen de todas las partes del mundo.

Si estás de visita por la ciudad, no lo dudes: acércate a hacerle una visita a este testigo de la historia reciente de la ciudad de Túnez.

Foto Vía: Los viajes de Dalia

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Ciudad de Túnez



Comentarios (1)

  1. Beatriz dice:

    Los ciudadanos de Túnez cariñosamente llaman al TMT «la bonbonnière», que yo traduciría como la bombonera.

Deja tu comentario