Chott El Djerid, el gran lago salado

Chott El Djerid

Al norte del desierto del Sáhara se extiende Chott El Djerid o, lo que es lo mismo, el Lago Salado del Djerid.

En este sentido, los conocidos como “chott” son lagos salados que están caracterizados por no poseer ningún tipo de vegetación y por ser depresiones donde, debido a la mezcla que se produce entre la sal, la arena y el barro, fomentan la aparición de suelo arcilloso en el que el agua consigue emerger sólo en determinadas zonas lo que provoca la sensación de que se está contemplando un auténtico mar.

La carretera que va desde la localidad de Tozeur a la de Kebili (al sur de Túnez) atraviesa, precisamente, el Chott El Djerid, que es el lago de este tipo más grande de todos ya que se extiende desde Gabes hasta Argelia y haciendo que la parte tunecina se divida en dos partes.

El viaje es extraordinario ya que al viajero le parecerá estar rodeado por un mar de sal que no tiene fin. A este respecto hay que añadir que en esta zona son muy habituales los espejismos, debido a que la temperatura supera a menudo los 30 grados.

Chott El Djerid está ubicado a alrededor de unos 20 metros sobre el nivel del mar y, durante toda la travesía a través de dicha carretera, se muestra toda una paleta de colores (desde el blanco hasta el verde, pasando por el azul y otra infinidad de tonos) que dependen de la composición de los minerales que contiene así como del grado de densidad del agua que emana de los manantiales, y que se van reflejando.

A medida que nos vamos acercando a la región de Kebili, el gran lago se va dispersando en lo que serían pequeños oasis, donde los más frondosos serían lo de Bled el Djerid (“País de las palmeras”), o el de Chott Fejej, que es una extensión del Djerid.

Foto Vía: Viajes Ok

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Tozeur



Deja tu comentario