El Santuario de Tofet

Santuario de Tofet

En nuestros días, tanto la cultura como el arte cartaginés no son muy bien conocidos debido al hecho de que, tras la conquista de la ciudad por parte de los romanos, estos destruyeron casi todos los vestigios de civilizaciones anteriores que había en ella.

En este sentido, tan sólo se han podido rescatar del olvido algunos objetos como sarcófagos, máscaras de arcilla, estelas funerarias, ánforas y otros tipos de ornamentos que han conseguido llegar sanos y salvos a la actualidad debido a que estaban enterrados en mausoleos subterráneos.

No obstante, en la gran mayoría de estos objetos no se puede reconocer un estilo propio, sino que predomina aquel que imperaba con la cultura dominante de cada momento, como pudiera ser la griega o la egipcia.

Por lo que respecta a los ritos que la comunidad cartaginesa llevaba a cabo, es bien poco también lo que se conoce aunque se sabe que las familias nobles, para aplacar la ira de los dioses, sacrificaban a sus primogénitos en honor de Tanit y Baal Hammón.

En cuanto a los edificios más significativos de esta época cabe destacar el Mausoleo Líbico- Púnico de Dougga y el Santuario de Tofet (o Tophet). Este último, localizado en una colina de la antigua ciudad de Cartago, fue descubierto a comienzos de la década de 1920 y era en él donde se llevaban a cabo los sacrificios de niños como ofrenda a las divinidades.

A este respecto es importante señalar que en estos momentos (siglos IV-II a. C.) la ciudad estaba inmersa en infinidad de guerras y conflictos, por lo que el deseo de calmar a los dioses era común.

En él también se ha localizado un cementerio con más de 200 urnas: casi todas contenían cenizas de niños que iban desde aquellos neonatos hasta la edad de 4 años, aunque bien es cierto que en otras se encontraron huesos quemados de animales (corderos y cabras) lo que haría referencia a su nombre ya que en hebreo, “tofet” significa “lugar para quemar”.

En la actualidad, es un apacible y tranquilo lugar lleno de árboles frondosos. Hasta allí llegan muchos turistas en la gran cantidad de cruceros que surcan el Mediterráneo, recorriendo Túnez, Malta, Cerdeña, etc… Una oportunidad fascinante para conocer estas míticas ruinas.

Foto Vía: minube.com

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Cartago



Deja tu comentario