La Gran Mezquita de Túnez

Ez Zitouna

La Gran Mezquita de Túnez, de nombre Ez-Zitouna y también conocida como la “mezquita del olivo” es todo un referente en cuanto a lo que al resto de mezquitas se refiere, siendo la principal de toda la ciudad.

Construida tiempo después de la de Kairouán y a lo largo de diferentes épocas, el edificio es una auténtica combinación de diferentes estilos y materiales, de tal modo que sus columnas y capiteles fueron traídos de la antigua ciudad de Cartago, sus cúpulas son de origen zirí o un minarete datado en época otomana.

El edificio en sí es, francamente, monumental (es la segunda mezquita más grande de todo Túnez, después de la ya mencionada de Kairouán): su patio y todo su interior emanan un silencio que hace de este sitio un auténtico lugar sagrado que impresiona a todo aquel que se acerque a conocerlo.

En este sentido hay que mencionar que aquellos que no profesen la religión musulmana, tan sólo tendrán acceso al patio central, desde el cual se puede entrever la sala hipóstila. Otro dato curioso es que su construcción va contraria a las normas dictadas por el Islam, ya que no está orientada hacia el Este ni su planta es un cuadrado perfecto. Esto es así porque está levantada sobre las bases de un foro romano, lo que seguramente obligó a sus arquitectos a tener que romper con la tradición.

Edificada en el siglo II, enseguida sus alrededores fueron copados por bulliciosas callejuelas llenas de zocos y mercados. Reconstruida en el siglo IX y muchas más veces posteriormente, a lo largo de los siglos no sólo fue un lugar de culto, sino que sus muros albergaron también la Universidad más importante de todo el norte de África, siendo un auténtico referente en lo que a cultura se refiere (en la actualidad, es también la sede de la Universidad Zeituna).

Con su impresionante sala de oraciones, se dice que puede acoger a más de dos mil fieles, es otro de los puntos de referencia si estamos planeando un viaje a Túnez.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Cartago



Deja tu comentario