Un paseo por la Túnez romana

Túnez romana

Túnez lleva con orgullo la bandera de ser uno de los países árabes que cuentan con mayor número de yacimientos arqueológicos romanos concentrados en el Mediterráneo. La gran mayoría de ellos, se localizan en la mitad norte del país, dentro de ciudades que poseen un marcado pasado numidio o cartaginés.

La buena noticia para el turista es que todos estos lugares resultan ser realmente fáciles a la hora de querer acceder a ellos y, en ciertos casos, está permitido introducirse en sitios que se encuentran más alejados de las tradicionales rutas para turistas lo que, sin duda alguna, puede ser todo un lujo para aquellas personas que se muestren interesadas por la Historia Antigua.

Aunque existen un montón de emplazamientos que cumplen con estas características a lo largo y ancho del país, a continuación tan sólo os vamos a resumir los principales y más característicos, todos ellos viejos conocidos de este blog.

1. Cartago
Antigua capital del Imperio cartaginés, aún conserva algunos importantes restos de edificios monumentales como las Termas de Antonino, las de mayor tamaño después de las de Caracalla; un anfiteatro de enormes proporciones que sirve como escenario para varios festivales y una serie de edificios públicos y villas en la colina de Byrsa, testigos de su esplendor. Además, el Museo de Cartago es también una visita imprescindible.

2. Thuburbo Majus

Aunque de orígenes cartagineses, sería el emperador Adriano quien volvió a fundar la ciudad en el bello lugar que ocupa en la actualidad (estratégicamente situado entre Cartago y Soussa), ordenando edificar sus principales monumentos. Conserva un espectacular Capitolio además de termas todavía cubiertas de mosaicos, villas decoradas como la dedicada a Neptuno y media docena de templos que deben su buen estado de conservación a haber sido reutilizadas posteriormente como iglesias paleocristiana.

3. Dougga
Declarada Patrimonio de la Humanidad es el yacimiento de mayor importancia de todo el país, tanto por su extensión como por el magnífico estado de conservación de sus edificaciones. Está considerado como una de las maravillas de la antigüedad de África del Norte. En ella también se puede ver un mausoleo libio-púnico de enormes dimensiones. Del mismo modo, su emplazamiento resulta perfecto, ya que domina una de las zonas más fértiles del país.

4. Bulla Regia
Transformada por los romanos en una ciudad de provincias, la antigua capital de los reyes de Numidia tiene como principal atractivo sus villas subterráneas en algunas de las cuales aún se pueden observar los mosaicos in situ. Además, se pueden visitar varias termas, un pequeño teatro, diversos templos y numerosas casas con mosaicos y decoración en las paredes.

5. Sbeitla
Situada a más de 200 kilómetros al suroeste de Túnez, es sin duda uno de los yacimientos más impresionantes debido a su emplazamiento y a su situación. Lo que más llama la atención en ella es el foro, perfectamente conservado, así como el Capitolio, del que tan sólo permanecen en pie tres templos. El arco dedicado a Diocleciano también merece una visita; no obstante los templos paganos convertidos al cristianismo son lo que más abunda en ella.

6. El Jem
Sin duda el anfiteatro de la antigua Thysdrus es el monumento más emblemático de la Túnez romana. Nombrado Patrimonio de la Humanidad, es sólo un poco más pequeño que el Coliseo de Roma (lo que le convierte en el edificio romano más grande de toda África) y está mejor conservado.

7. Museo de El Bardo
No se puede abandonar el país sin haber visitado la maravillosa colección de mosaicos de los siglos II y IV que alberga este museo. Con piezas provenientes de los yacimientos que se han citado con anterioridad, así como de otros lugares, es el museo que posee la colección de mosaicos más extensa y de más calidad de mundo.

Foto Vía: nihilnovum

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Ciudad de Túnez



Deja tu comentario