Hotel Dar Hi, en Nefta

Hotel Dar Hi

En la frontera con el desierto del Sáhara pero aún cerca de la ciudad se eleva este maravilloso hotel, obra de la diseñadora francesa Matali Crasset, quien lo define como “un retiro ecológico de bienestar en un enclave mágico”.

Localizado en el centro histórico de Nefta, la famosa ciudad milenaria (fue la antigua Nepte romana) que se encuentra rodeada por un oasis de 400.000 palmeras y que es apreciada, de igual modo, por sus aguas termales.

El proyecto, que está inspirado en la arquitectura propia del desierto, se ha llevado a cabo siguiendo un planteamiento ambiental y ecológico. En este sentido, uno de los elementos que ha añadido Crasset ha sido la fuente de calor natural que mana del desierto y que es la que abastece de agua al complejo hotelero mediante la energía geotérmica.

Del mismo modo, la pintura fue sustituida por cal de Thela y se usaron para ello colores naturales, de tal manera que el cuidado del medio ambiente fuese lo más riguroso posible.

Asimismo, el hotel es un auténtico remanso de calma y sus formas respetan en todo momento la armonía con el paisaje que lo rodea, logrando que este lugar (mitad casa de huéspedes, mitad lujoso hotel contemporáneo) sea todo un propósito de intenciones que se abre al ritmo natural de la vida cotidiana en estos parajes.

A este respecto, la decoración cobra una gran importancia a la hora de crear el ambiente perfecto y, por ello, tanto los artesanos como los productos locales han sido utilizados para realizar el mobiliario y el resto de la ornamentación.

Con 17 habitaciones, todas ellas están integradas bajo cuatro conceptos distintos: Casas elevadas, Casas Trogloditas, Dunas y Casa tradicional, las cuales cuentan también con todo tipo de facilidades: terrazas, baño turno, piscina, etc.

Una de las muchas particularidades del hotel es que a él tan sólo se puede acceder a pie pero, nada más llegar, la inmersión en la vida tunecina es total: calzar babuchas, recibir clases de cocina local, cabalgar por el oasis, comer los alimentos ecológicos que se cultivan en él, visitar la medina de Nefta…. Toda una amalgama de sensaciones que nadie debería perderse… el entorno y la experiencia humana son, absolutamente, excepcionales.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Desierto del Sahara



Deja tu comentario