Senderismo entre Gafsa y Jendouba

Gafsa

La región fronteriza con Argelia, entre Gafsa y Jendouba, al oeste de Túnez, es prácticamente desconocida por el turismo y casi nunca incluida en los circuitos tradicionales.  Sin embargo, si toman la carretera C52 para llegar a Tabarca desde Nefza Beja, disfrutarán del verde y pintoresco paisaje de las montañas Kroumiere, especialmente al cruzar el desfiladero de Khanguet Tout.

Ideal para la práctica del senderismo, el Oued Acet bordea la carretera a la derecha; después de cruzar un pequeño puente se penetra en una zona realmente maravillosa.

Desde Nefza todos los wadis, todos los canales, todos los espacios, están llenos de adelfas. Comienzan a florecer tímidamente, pero a principios del verano ya forman enormes setos que se extienden inclusive hasta las ciudades, cuyos habitantes reciben con felicidad esta expresión de frescura en medio de su clima cálido. Precisamente los wadis ofrecen un oasis de frescura, con la sombra y el aroma de los pinos, el musgo húmedo en el que crecen los helechos.

Después de esta caminata y un recorrido por las dunas que bordean el estuario del Oued Zouara se puede regresar a Tabarka para pasear libremente por las calles de la ciudad y adquirir algunos recuerdos de coral rojo, pues al día siguiente se debe salir bien temprano si se quiere aprovechar el día.

Si toman la carretera de Beja que va a los pueblos de montaña entre Ain Snoussi y Ain Draham, a poco de ascender se desplegará ante sus ojos el Mediterráneo color turquesa, bordeado por un mar de árboles, profundos barrancos, laderas empinadas, grandes robles.

En la cima de una colina se destacan tres Koubbas rodeando un megalito inmenso: el R’cheda Touila. Si tienen suerte, podrán ver un águila calzada, con sus alas en blanco y negro, sobrevolando majestuosamente el paisaje. Después de Ain Snoussi, sobre la carretera a El Kef Blida, hay unas impresionantes pinturas rupestres. El bosque promete un almuerzo relajado y tranquilo, después de descender hacia los haouanet al pie del acantilado de El Ghorifet.

El largo paseo por esta región magrebí incluye las aldeas de Wadi Meliz y Touireuf antes de llegar a Sakiet Sidi Youssef y los impresionantes megalitos de Thigibba, junto con los de Maktar una de las más importantes necrópolis megalíticas de la región. Cerca se encuentra la Kalaat El Herat, y aunque en verano ya no es época de orquídeas, sí se puede observar la migración de las tortugas y la nidificación de las aves rapaces.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Rutas turisticas



Deja tu comentario