Oukalas, antiguas mansiones de Tunis

Medina Tunis

Entre los siglos XII y XVI Tunis (a la que también conocemos como ciudad de Túnez) fue considerada una de las ciudades más grandes y ricas del mundo islámico; más de 700 monumentos, entre palacios, mezquitas, mausoleos, madrasas y fuentes, en la histórica medina o ciudad vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, nos narran la historia de ese pasado extraordinario. Además, la arquitectura de la medina de Tunis ejerció una influencia excepcional en la planificación urbana del norte de África. Llama la atención la conservación de la Medina, ya que otros centros de antiguas ciudades fueron destruidos y reconstruidos muchas veces a lo largo de la historia.

En la actualidad Tunis es una de las ciudades más importantes desde el punto de vista comercial y económico; fácilmente podremos reconocer tres áreas bien diferenciadas: la medina o ciudad antigua, el barrio francés que es actualmente el centro de la ciudad, y la ciudad nueva, que se construye al norte y al sur de Tunis. Dentro de la Medina encontramos edificios emblemáticos como el mercado y la mezquita Zitouna, que es la principal mezquita de Túnez.

La medina abarca 270 ha. y el núcleo central aún conserva los vestigios de su fundación en el siglo VIII y dos en dos barrios se pueden ver los edificios del siglo XIII. Estamos en la antigua Oppidum romana, mencionada por Plinio el Viejo, que alcanzó su máximo esplendor en el siglo XIII bajo el dominio de los hafsíes.

En los alrededores de la medina se construían los «oukala», una suerte de caravasar en la ciudad; servían como alojamiento a viajeros y comerciantes. En la década del 30 del siglo XX, debido a las migraciones internas y el alejamiento de la ciudad de las familias más pudientes, muchas residencias y mansiones privadas fueron convertidas en «oukalas», dando cabida a veces hasta 20 familias y causando un gran deterioro. Actualmente, el “Proyecto Oukalas” pretende no sólo mejorar las condiciones de vida de las familias que los habitan sino revivir la calidad y poesía del espacio que habitan. De hecho, se han identificado al menos 600 oukala en los alrededores de la Medina que son habitados en la actualidad por unas 3000 familias.

Algunas no tendrán más remedio que ser demolidas, pero hay alrededor de 400 que pueden ser rehabilitadas y trece edificios fueron identificados como de interés histórico o arquitectónico especial y se contempla su restauración y adaptación a nuevos usos. Varios de estos edificios se hallan en el eje principal de la ciudad, con lo cual la restauración de sus fachadas contribuye al embellecimiento de la Medina. Uno de los edificios a restaurarse es el antiguo Colegio Francés: 15 aulas distribuidas en tres pisos, en colaboración con la Asociación de Salvaguardia de la Medina de Tunis.

Foto: Javier Jiménez

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Ciudad de Túnez



Deja tu comentario