Antiguos ksur al este de Tataouine

Gettoufa

Un recorrido por la región este de Tataouine nos permitirá descubrir algunas villas deshabitadas del antiguo mundo bereber, convertidas actualmente en pintorescos aunque un poco inhóspitos lugares para visitar tomando esa ciudad como base.

Es una excursión que puede llevar un día completo y habrá que salir con suficientes provisiones, ya que sólo encontraremos algunas pequeñas tiendas de alimentos y cafeterías en algunos de estos lugares. Es recomendable contratar un taxi en Tataouine ya que es un circuito breve que no justifica alquilar un automóvil.

Comencemos por Beni Barka, fundada en el siglo XIV por una tribu libia. Actualmente se halla deshabitada y las piedras que alguna vez fueron viviendas dominan el lugar. Aún se puede ver el ksar con sus paredes de miles de piedras; está en la cima de una colina y si llegamos hasta allí nos veremos recompensados con magníficas vistas del jebel Abyad.

El ksar debió ser realmente inexpugnable; las paredes son prácticamente una continuación de la montaña y la entrada está tallada en una piedra de una sola pieza. Desde afuera es poco lo que se aprecia pero una vez adentro podremos ver que tenía tres pisos de altura y por el tamaño de las ghurfas se adivina que fue un ksar espectacular.

Luego nos dirigiremos a Beni Blel, un pequeño pueblo ghurfa, con una única puerta al exterior. Frente a ésta se encuentra la tienda y una moderna mezquita. Beni Blel todavía está habitado, y es uno de los numerosos pueblos ghurfa que existieron en la región, formados por estructuras en las que vivían las familias además de guardar el grano y otros productos.

Beni Blel es uno de los más grandes en su clase y de los mejor conservados; las estructuras tenían tres o cuatro pisos, y aunque no tenían la espectacularidad de otros ksar como Ezzahra u Ouled Soltane, básicamente la estructura era la misma pero para ser utilizados por comunidades más pequeñas.

Quinientos metros hacia el norte se encuentran dos ksar gemelos: los dos Gettoufa, junto a los cuales está el ksar Jelidat, convirtiéndose en un lugar único en Túnez pues en ninguna otra parte verán tres ksar juntos.  El primer Gettoufa es el más antiguo; modesto y pequeño, no supera los dos pisos. Tiene un agregado moderno, realizado con materiales más duraderos.

Su principal atractivo es una cisterna en el centro, rodeada por una plataforma. Jelidat es más grande y tiene tres pisos; conserva la puerta exterior, una de las más hermosas de Túnez que aún existen. Actualmente está deshabitado.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Tataouine



Deja tu comentario