Las ruinas inexploradas de Sufes

Sufes

La gran ciudad romana de Thuburbo Majus, que comenzó a construirse en el año 27 antes de nuestra era, estaba conectada con Cartago, a 60 Km. por una carretera que incluía otras ciudades como Sbiba y Sbeitla, las antiguas Sufes y Sufetula.

Sbiba es actualmente una ciudad moderna construida exactamente sobre su antecesora Sufes romana, inclusive muchos edificios están levantados con las antiguas piedras. Sólo sobreviven dos estructuras: los restos de un templo en la cima de la colina más alta, que no se sabe a qué deidad estaba dedicado, y una fortaleza bizantina.

Sin embargo, Sufes fue una ciudad rica cuya prosperidad se extendió hasta la época medieval.  Estratégicamente ubicada en cruces de varias rutas, hoy en día se puede ver el contorno del templo, bien conservado, y hay muchos restos de columnas y una pared que también ha sobrevivido a los siglos; según se informa, parte de la estructura fue trasladada a Kairouan para las primeras construcciones musulmanas. El yacimiento arqueológico se encuentra en las mesetas, a 40 Km. al noroeste de Sbeitla, la antigua Sufetula.

Su nombre bereber fue Suffès; la partícula suf significa el valle. Según la historia local y la memoria popular, la hija de Jerjir, el último de los reyes romanos destronado por los árabes, llegó a Sufes escapando de Abdullah Ibn Zubeir. Sbiba, que fue una colonia romana en la época de Marco Aurelio, se convirtió al cristianismo y tuvo obispos como Ronatosse en el año 411.

En el yacimiento arqueológico se han identificado unos baños que fueron muy famosos y un gran ninfeo de medio punto, que indica que aquí llegaba el agua a través de acueductos de 9 Km. de longitud.  Había también templo de forma cuadrada; la ciudad romana tenía dos iglesias, una de las cuales fue transformada en una mezquita por los árabes. La ciudad estaba rodeada por una muralla por tres de sus lados.

Desde Sufes partían caminos hacia el este y el oeste, que conducían a Thalía y Argelia por un lado, y Mactar y la costa por otro. Desde la colina, Sufes dominaba toda la llanura rodeada por el Jebel Mhirla y las mesetas de Rohia que desembocan en el Hatob. En la época romana vinculaba Seca Veneria través de Assuras y Suffetula, conectada a la gran ruta de Cartago a Theveste (Talabet) al norte y las rutas comerciales al sur. ¿Por qué razón las ruinas de Sbiba nunca han sido excavadas? Es un gran misterio, pues Sufes tiene mucho para decirle a la Historia.

Es muy fácil llegar a Sbiba desde Sbeitla, Le Kef o Kasserine en taxi o autobús; si la idea es quedarse, lo mejor es buscar alojamiento en Le Kef.

Foto: Mhamdi Nabil

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Antiguas ciudades



Deja tu comentario