El sitio arqueológico de Thyna, en Sfax

Thyna

Ubicado al sudoeste del área metropolitana de Sfax y a unos diez kilómetros del centro de la ciudad, el sitio arquelógico de Thyna es una antigua villa que se remonta a la época púnica. Durante mucho tiempo estuvo abandonado y sus piedras fueron utilizadas para la construcción de viviendas, causando daños considerables a este vestigio de la historia.

Actualmente las ruinas y los mosaicos descubiertos están siendo preservados y el lugar es visitado por estudiantes y especialistas y también por turistas que no temen a la aventura y lo desconocido.

Estamos en la antigua Taparura, levantada en una zona árida, al borde del mar. El acceso es a través de una carretera de dos kilómetros sólo apta para audaces, ya que a su estado poco accesible se suma que parte de la zona es considerada militar. Según los historiadores, Thyna era el límite de Bizacena, el actual Sahel, posiblemente creada por el imperio cartaginés en el siglo V antes de nuestra era en el extremo de la fosa que separaba la África Vetus (Cartago) de la Africa Nova, en los antiguos territorios númidas.

Thyna fue elevada al rango de colonia en el siglo II. En su momento de mayor expansión, entre los siglos II y IV, estaba protegida por majestuosas murallas, y entre los siglos V y VII tuvo activa presencia la comunidad cristiana.  Los principales hallazgos arqueológicos se produjeron a comienzos del siglo XX: en 1905 se descubrieron los mosaicos a partir de la construcción de unas termas privadas en la ruta entre Sfax y Gabes; entre 1905 y 1910 las tumbas de la necrópolis romana; en 1920 el mausoleo octogonal, en el kilómetro 13 de la ruta a Gabés.

Dediquemos un párrafo a las murallas. De trazado irregular, posiblemente adaptadas al relieve y las construcciones existentes, tenía bastiones semi-cilíndricos a intervalos regulares, otorgando un encanto particular a la muralla. La traza completa abarcaba unos 3500 metros y se calcula que la ciudad tenía una superficie de 70 hectáreas.

Otros hallazgos interesantes: un cipo o columna funeraria de planta cuadrada. En uno de sus lados se ve un “ventor”, una escena en la que un hombre se enfrenta a un animal salvaje en la arena del anfiteatro, detrás del cual surge un oso.

En otro de los lados se ve un barco sacudido por las olas. Se calcula que es del siglo III a.C. La Necrópolis de Thyna alberga también tumbas cristianas, como la de Verrus Petronus Cándido, con una cruz en la superficie superior. Otros espacios notables son el cementerio cristiano en las afueras de Taparura, las construcciones entre ambos cementerios como una casa romana, el mausoleo, una de las puertas de la muralla que da al mar y los restos de un antiguo puerto púnico.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Sfax



Deja tu comentario