Cap Serrat, playa familiar poco visitada de Túnez

Cap Serrat

Hammam Lif es una ciudad en el golfo de Tunis, de cara a La Goulette y Sidi bou Saïd. Popular, con su elegante paseo marítimo, el antiguo casino, las villas que parecen escapadas de la época colonial, el mercado cubierto, componen una encantadora estación balnearia.

El hammam es alimentado por las aguas a 60°, igual que en Korbous, que descienden de la montaña Bou Kornine. Será nuestro punto de partida para recorrer las costas del norte de Túnez y sus playas más recónditas y alejadas de los circuitos turísticos.

Tomamos la carretera que conduce a Rass el Mekki, después de atravesar Gahr el Mehl, una antigua ciudad corsaria con dos bastiones, uno a cada lado de la villa, y murallas fortificadas flanqueadas de torres, actualmente convertido en un pequeño puerto de pesca. Ya nos detendremos aquí en otro momento; ahora debemos continuar el viaje.

Nos espera Cap Serrat, entre Sejenane y Tabarka, uno de los lugares más hermosos y menos conocidos de Túnez, ideal para descansar en familia, o para unas vacaciones relajadas haciendo sólo vida de playa. De hecho, el principal atractivo de Cap Serrat es la playa, larga y remota, limpia y casi privada.

Cap Serrat está a mitad de camino entre Bizerte y Tabarka, y el paisaje es de una belleza maravillosa: un río fluye hacia la bahía, bordeado de fina arena y cañaverales, árboles y hierba que atraen a las cigüeñas.  Interesará a los visitantes saber que el Faro de Cap Serrat fue construido en 1890 y se encuentra activo; tiene una torre cilíndrica con linterna y galería, y está pintado de negro con una amplia banda blanca horizontal. Fue levantado sobre un escarpado acantilado, en un lugar poco accesible, con su torre de 43 metros de alto y la vivienda color amarillo.

Si la idea es quedarse, no esperen encontrar hoteles o alojamientos; deben llevar su propia tienda de campamento, aunque en la parte oriental de la playa hay unas chozas de paja que pueden ser utilizadas para dormir. Comer no será problema: hay algunos restaurantes y tabernas de playa. No hay nada como bares o discotecas, pero la vida nocturna se anima cuando los turistas se reúnen en la playa para charlar o disfrutar bajo las estrellas.

Para llegar, deben conseguir asiento en un taxi compartido o abordar el autobús que sale de Sedjenane hacia Tabarka o Mateur. Si llegan en su propio automóvil, encontrarán la aldea de Blakat en un cruce de carreteras y desde allí deben tomar un camino secundario hasta llegar a la costa.

Foto: vía Wiki Commons

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Naturaleza en Tunez



Deja tu comentario