Sallacta y el túnel misterioso

Salakta

El anfiteatro de Thysdrus, durante la época bizantina, fue convertido en una fortaleza en la que se refugiaron las tropas que habían sido derrotadas cerca de Sbeitla. Se dice que en ese momento, la legendaria Kahena-Damia, reina del Aurès, ordenó excavar un túnel subterráneo que conducía directamente al puerto de Sallacta, a 35 Km. del actual monumento.

Sallacta, la romana Sullectum, había sido una ciudad portuaria muy próspera, que se relacionaba con todos los puertos comerciales del Mediterráneo y en especial con los de Italia.  Hasta hace poco tiempo fue una pequeña villa de pescadores con algunas actividades agrícolas, pero actualmente está casi completamente dedicada al turismo.

En la antigüedad fue ocupada por fenicios, cartagineses y romanos y aquí se encontraron numerosas instalaciones destinadas a la salazón de pescado y la elaboración de la famosa salsa “garum” predilecta de los romanos. En el interior, donde se hallan actualmente Kairuán y El Djem, se fabricaban utensilios de barro cocido que eran exportados por los puertos de la costa de Mahdia. De hecho, estos puertos tenían representantes en las corporaciones de navegantes en Ostia, el puerto de la antigua Roma, como Acholla, que es la moderna Bou Cría, Sullecthum, después Sallacta o Salakta, y Gummo, la actual Mahdia.

Sallacta estaba muy bien comunicada con todos los itinerarios comerciales del siglo IV a través de una red de caminos que, actualmente, mediante fotografías aéreas y satelitales, se ha determinado que tenía la forma de una telaraña. Sarsura, Beja, Henchir Merdesse donde se encuentran las ruinas de Tegea que abarcan 80 hectáreas y muchas más. Las principales ciudades de la costa eran Sullecthum y Gummo, y las del interior eran Thysdrus (El Djem ) y Bararus (Hench Rougga).

Es interesante saber que la ciudad pudo resistir el asedio de los invasores, en el siglo XIII, precisamente gracias al túnel que unía la fortaleza de El Jem con Sallacta, ya que a través de éste llegaban alimentos y otros elementos.

Para saberlo todo acerca de Sullectum lo mejor es visitar el Museo Arqueológico, que se encuentra precisamente sobre las ruinas de la ciudad antigua.  Nuestra visita comienza con un panel donde se exhibe un mosaico que lleva incripto un poema destinado a ensalzar las virtudes de la natación y los placeres de la vida. En el otro extremo de la sala otro panel muestra un mosaico con la imagen de un león de impresionantes tres metros de altura. Se exponen también objetos hallados en la necrópolis, como tumbas de terracota, y otros provenientes del antiguo puerto y de las catacumbas cristianas.

El museo está abierto entre septiembre y marzo de 9.30 a 16.30 h. y entre abril y agosto, de 9 a 13 y de 16 a 19h. Cierra los lunes; cuenta con tienda y cafetería.

Foto:okabbswinga

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Antiguas ciudades, Túnez



Deja tu comentario