La herencia italiana de Túnez

Puerto de La Goulette

Desde tiempos muy antiguos existía una comunidad italiana en Túnez; de hecho, las costas italianas son el lugar europeo más próximo al pequeño país africano.  Por ejemplo, entre 1540 y 1742 la isla de Tabarka fue ocupada por genoveses, y todavía se pueden ver algunos restos de edificaciones del llamado “Genoese”. Es una historia fascinante y es interesante conocerla para descubrir la herencia italiana de Túnez en las ciudades que visiten.

La primera comunidad extranjera se formó en Túnez en el siglo XVI a partir de una comunidad de judíos italianos de Livorno, en la Toscana; en aquéllos tiempos, el italiano llegó a ser “lengua franca” en el comercio del Maghreb. Los que llegaron a comienzos del siglo XIX eran comerciantes y profesionales que buscaban nuevos horizontes, y también patriotas exiliados o expatriados; Giuseppe Garibaldi, por ejemplo, estuvo en Túnez entre 1834 y 1849.

Pero a fines de este siglo diez mil italianos provenientes de Sicilia y Cerdeña emigraron a Túnez a raíz de las dificultades económicas en su país, y se concentraron en Tunis, Bizerta, La Goulette, Sfax, y también en ciudades más pequeñas como Zaghouan, Bouficha, Kelibia, y la antigua Ferryville, actual Menzal Bourguiba.

La presencia italiana fue muy importante para la modernización cultural de Túnez, con la creación de escuelas e institutos culturales, periódicos y revistas, hospitales y pequeñas industrias.  Inclusive en ciudades como Tunis, Bizerta y La Goulette llegó a haber barrios llamados “Pequeña Sicilia” o “pequeña Calabria”: La Goulette fue llamada «Pequeña Sicilia» durante el siglo XIX y en 1926 casi el 40% de su población era de origen italiano.

Durante el protectorado algunos sicilianos consiguieron la ciudadanía francesa, como por ejemplo Mario Scalesi se convirtió en el primer poeta francófono del Maghreb. También fue importante la presencia de malteses, que a comienzos del siglo XX se dedicaron en Túnez a la agricultura e introdujeron nuevas especies frutales.

Después de los difíciles tiempos de la Segunda Guerra Mundial y los enfrentamientos de la segunda mitad del siglo XX, hoy en día es posible descubrir la influencia italiana en Túnez desde la arquitectura hasta la gastronomía.  La influencia en el idioma es notable: cocina se dice Koujina, proveniente del “cucina” italiano; helado (gelato) es jilat, tren (treno) se dice trino…

Entre los italianos tunecinos notables podemos nombrar a Claudia Cardinale, actriz de renombre internacional que nació en Túnez en 1938, el poeta y escritor Mario Scalesi, la escritora Laura Davi, autora de las “Memorias” de los italianos en Túnez, de 1936, el escritor Cesare Luccio y el abogado Attilio Molco, fundador de la Asociación Dante Alighieri de Túnez.

Foto: Wiki Commons

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Túnez



Deja tu comentario