Mactaris, el pasado púnico de Túnez

Maktar

El sitio arqueológico de Mactaris o Maktar es uno de los pocos lugares donde se conservan los restos de la antigua civilización púnica y de la oscura etapa dominada por los vándalos.  Se encuentra en Siliana, entre Kairouan y Le Kef y es uno de los complejos arqueológicos más impresionantes de Túnez.

Estamos en la antigua Aelia Aurelia Mactaris romana, donde también se hallaron ruinas cristianas, como una basílica con epitafios y un altar que cubre los restos de dos mártires, uno de los cuales se llamaba Félix.  La ciudad primitiva fue fundada por los númidas y luego ocupada por los púnicos y utilizada como estructura defensiva por romanos y bizantinos.

En el siglo X de nuestra era fue destruida por la tribu de Banu Hillal.  Pero por haber sido desde su origen una ciudad defensiva, el yacimiento arqueológico es uno de los mejor conservados de Túnez.

Alberga varias rarezas, entre ellas la fascinante Juvenum Schola. Fue construida en el año 88 a.C., y era el lugar de reunión de hombres jóvenes y ricos. El sitio consiste en una estructura de columnas y un “quadrilobe”, un ornamento arquitectónico; fue un edificio con ventanas y se cree que pudo haber funcionado como tesoro.

Hay dos arcos, otra rareza: el Arco de Triunfo, rodeado por un pequeño jardín y con un Tophet o área de sacrificios en la que encontraron  85 estelas infantiles que se hallan en el Museo de El Bardo, y el  Arco de Trajano que ostenta una orgullosa inscripción: “Trajano, conquistador de germanos, armenios y persas”.

Otras estructuras son el anfiteatro, los baños al este, impresionantes con sus altas paredes, sus pilares casi intactos y sus pisos de mosaicos con diseños geométricos y la vía empedrada que lleva desde Maktar hasta el anfiteatro y al foro.  Otro lugar impactante es el templo púnico de Hathor Miskar, construido en el siglo I a.C., que alberga la inscripción pública más larga de Túnez, 47 líneas grabadas en 10 columnas. También la basílica de Hildeguns, una de las escasas construcciones realizadas por los vándalos.

No querrán dejar este lugar sin pasar por el Museo de Maktar y dar una vuelta por la ciudad.  Si la idea es quedarse, lo mejor es buscar alojamiento en Siliana. En cambio comer no será problema, ya que los restaurantes sirven comidas básicas y hay algunas casas de de comida rápida. Es muy fácil llegar ya que está a sólo 140 Km. al sudoeste de Túnez y 60 Km. de El Kef.

Foto: Malte Scholtz

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Antiguas ciudades



Deja tu comentario