Takelsa: vinos, naranjas y plantas medicinales

Port Aux Prince

Takelsa es un municipio de la gobernación de Nabeul,  en la región vinícola de Cabo Bueno, sobre las costas del Mediterráneo; abarca una superficie de 29.000 hectáreas con una población de 24.000 habitantes.

Otras actividades de sus habitantes son la agricultura y las artesanías; aquí se encuentra Port aux Prince, uno de los lugares perfectos para un viaje de descanso a Túnez, poco conocido, de playas salvajes, a 20 Km de Soliman.

Este marco natural, sumado a su magnífico patrimonio histórico y cultural, invitan a recorrer, explorar y descubrir uno de los sitios tunecinos más sorprendentes. Una de las posibilidades es recorrer distintas bodegas; la cultura de la vid y la industria del vino hacen realmente una gran diferencia.

Grombalia y Takelsa son las principales zonas vinícolas del país, con sus impresionantes explotaciones agrícolas; un recorrido por las bodegas de Cabo Bueno debe comenzar por estas ciudades en las que se combinan el arte, la magia de la naturaleza y los buenos vinos locales.

Al mismo tiempo, Cabo Bueno es uno de los principales productores de cítricos y precisamente Takelsa, junto con los municipios de Menzel Bouzalfa y Beni Khalled, conforman las mayores plantaciones de naranjos que, con sus brillantes colores recortándose contra el cielo azul de Túnez, inundan el aire con su perfume embriagador.

El suelo de Cabo Bueno, con su particular temperatura, produce unas naranjas exquisitas y delicadas; muchas de estas plantaciones de naranjos están protegidas por cortinas de cipreses. Los cítricos son un magnífico producto de la civilización mediterránea y los secretos de su cultivo pasan como un legado de generación en generación.

En Beni Khalled no deben dejar de visitar el Insectario, mientras que a todo lo largo del recorrido podrán disfrutar de las distintas variedades de naranjas y preparaciones como mermeladas, pasteles, jugos y dulces.

Es interesante saber que vides y naranjos están acompañados por una gran variedad de plantas medicinales; justamente Takelsa se destaca por su riqueza en estas especies vegetales y su industrialización. Aquí se encuentra Oued Laabid, un centro de destilación de hierbas donde además podrá deleitarse con un excelente desayuno en base a miel de montaña, aceite de oliva, mermelada de cítricos, pan, mantequilla, aceitunas… También se encuentra aquí el vivero de Zougag y la visita merece una escala en Jbel Sidi Abderrahmane, cuyos habitantes son especialistas en plantas silvestres.

Les recomendamos planificar bien su visita: si llegan en julio, podrán disfrutar del famoso Festival de Takelsa, en Port Aux Prince, que incluye fantasías a caballo en la playa, poemas populares, difusión de las costumbres y tradiciones como la destilación de las hierbas de montaña y la preparación del “mlaoui”. El Festival dura casi una semana, y es original y colorido.

Foto: Samij

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Nabeul



Deja tu comentario