Reserva Natural de las islas Kneiss

Islas Kneiss

Las islas Kneiss están ubicadas en la gobernación de Sfax, entre Mahres y Skhira. Forman un archipiélago de 5850 hectáreas de superficie considerando la parte marina. Las islas son: El Bessila, que es la más grande, El Hjar la más pequeña, El Laboua y El Gharbia.

La isla de El Bessila está situada al norte del archipiélago, y tiene una longitud de 2.5 Km. Al norte alcanza los 7 metros de altitud pero luego su altitud no supera los dos metros. El islote de El Hjar apenas tiene 10 metros de diámetro y una altitud de un metro.

El suelo de este conjunto de islas que forman la Reserva Natural es el típico gres marino bien conocido en las costas tunecinas; se formó hace 120.000 años, en el último período interglaciario durante el cual el nivel del mar era diez metros superior al actual. El archipiélago es un arrecife formado sobre una plataforma rocosa.

La reserva fue creada en 1993 para preservar este particular sistema insular ubicado en un importante punto de las rutas migratorias de numerosas aves, y tiene el estatus de ASPIM, es decir, Área Especialmente Protegida de Interés Mediterráneo.

Aquí se puede encontrar una extraordinaria riqueza vegetal y animal, con predominio de las aves, que encuentran en la flora marítima y terrestre abundante alimento. Es notable la presencia de enormes praderas subacuáticas de Cymodocea, que abarcan miles de hectáreas a lo largo del litoral y alrededor de las islas. La biodiversidad de la flora terrestre es limitada pero de una extraordinaria riqueza floral en primavera.

El ecosistema típico del Mediterráneo incluye las praderas de posidonia, y su presencia alrededor del archipiélago proporciona un importante hábitat para la diversidad biológica; de hecho aquí se han encontrado de 20 a 25 especies mediterráneas que habitan en ellas. Ambas praderas, la de posidonias y la de cymodocea, han podido desarrollarse aunque la temperatura y la salinidad del agua limitan un poco el desarrollo de éstas últimas.

La fauna de la Reserva Natural de las Islas Kneiss no es menos interesante. Presenta una excepcional concentración de aves: se calcula que más de 300.000 aves migratorias pasan por el archipiélago cada año. Este aspecto es el más característico de las islas Kneiss, cuyas playas están posiblemente entre las más importantes del Mediterráneo. De hecho es el hogar de raras especies que difícilmente se hallen en otros lugares, como garcetas, ostreros y golondrinas de mar, y la rara zarapito de pico fino, además de tortugas de mar, una especie mediterránea amenazada.

Es interesante señalar que aquí se han encontrado los vestigios de cisternas en El Hjar y El Gharbia, y también restos de ánforas y otros objetos de cerámica. Sobre el islote de El Laboua se pueden ver también los restos de una pequeña iglesia y del antiguo Monasterio de Fulgencio de Ruspe, cuya localización fue confirmada por las investigaciones arqueológicas.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Naturaleza en Tunez



Deja tu comentario