Cine y literatura en los escenarios de Túnez

gafsa

Túnez, con su misticismo, su paisajes inspiradores, su historia milenaria, fue y es un verdadero imán para los creadores y artistas que la visitan y se dejan enamorar por sus encantos.  Así sucedió en épocas anteriores con muchos viajeros y escritores que hoy nos proponen un recorrido mágico por sus nombres, sus obras y los lugares de Túnez que las inspiraron.  Aquí les ofrecemos una pequeña guía para tener en cuenta cuando visiten estas ciudades durante su privilegiada estadía en Túnez.

Salambó: inspiró al poeta francés Gustave Flaubert, que escribió precisamente una obra con ese nombre, basada en un hecho real: la campaña de Cartago contra sus propios mercenarios, después de la Primera Guerra Púnica.  El escritor vivió durante un mes en Túnez para estudiar la psicología de sus personajes.

Cartago: también el escritor francés Francois René de Chateaubriand se inspiró en estos hechos, con su obra «Itinerario de París a Jerusalem» y llegó a creer que había descubierto los puertos de Cartago.

Enfida y Gafsa: fueron retratadas por el escritor Guy de Maupassant en su obra Bel Ami, aunque el autor establece los acontecimientos en Marruecos. Trata sobre grandes conflictos que ocurrieron con las minas de fosfatos en esos lugares.

Tunis: la vida bajo el protectorado francés fue reflejada por el escritor André Gide que viajó por el norte de África en 1893, expresando sus vivencias en la obra «Les nourritures terrestres».  También en Tunis estuvo Henry de Montherlant, que en realidad viajó dos veces, una a la capital y otra al sur del país.  Su obra «Aux fontaines du désir» es una metáfora de las norias tunecinas y del norte de África,  para obtener agua.

La Goulette: El cine no ha estado ajeno a esta fascinación, aunque la producción tunecina no es muy abundante, pero se puede destacar «Un verano en La Goulette», una película de 1996 de Férid Boughedir, una comedia sobre este popular barrio de Túnez y la convivencia entre musulmanes, judíos y cristianos.

«Halfaouine, l´enfant des terrases», una película de 1990 del mismo director es una gran éxito del cine tunecino , y «L´Homme de cendres», de 1986, trata temas de relaciones humanas y entre las comunidades judía y musulmana.  «Los silencios del palacio». de Moufida Tlatli, de 1994, fue premiada internacionalmente y es la primera película árabe dirigida por una mujer.

Monastir: Pero desde el punto de vista del cine, Túnez ha logrado que importantes directores rueden filmes en el país, para lo cual ha creado una ciudad del cine en Monastir; allí se filmaron por ejemplo Piratas, de Polanski, y Jesús de Nazareth, de Zeffirelli.

Gran Sur: Las casas trogloditas del Gran Sur fueron de gran inspiración para la película La Guerra de las Galaxias, y los desiertos de Túnez fueron el gran escenario de la película El Paciente Inglés, dirigida por Anthony Minguella.

Foto: Wiki Commons

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Túnez



Deja tu comentario