Chenini y la leyenda de los Siete Durmientes

Chenini

La región del Dahar, al sur de Gabes, es un bastión bereber cuyos habitantes están acostumbrados a desafiar las adversidades del clima, el suelo y la historia.  Por eso abundan aquí las construcciones fortificadas como ksur, que es el plural de ksar.

El ksar es a su vez un conjunto de ghorfa o graneros fortificados, habitaciones de forma alargada, superpuestos a veces hasta en cinco niveles, cubiertos por bóvedas de cañón y casi sin ventilaciones.  En las gorfha se almacenaban alimentos tanto para las familias como para el ganado.  Encontrarán algunos ksur convertidos en hoteles que prometen una experiencia inolvidable.

Tomando la carretera que conduce a Medenine y Tataouine, y después de ver varios ksar, pasaremos por la nueva aldea de Douiret, a 11 Km. del cruce de carreteras que conduce a Tataouine; unos pocos kilómetros más adelante, en la ladera de la montaña, se encuentra el antiguo pueblo abandonado.

Hasta mediados del siglo XIX,  fue una importante parada en la ruta de las caravanas y tenía más tres mil habitantes.  A 20 Km. de Douiret, en una región desértica, se encuentra Chenini, uno de los pocos lugares donde todavía se habla bereber.

El Ksar fue fundado en el siglo XII y actualmente la aldea tiene una parte habitada y otra abandonada.  La Mezquita se halla en la cima de un pico; a la derecha se encuentra la parte habitada, con casas excavadas en las rocas y jardines escalonados.  A la izquierda, varias callejuelas de piedra conducen a los edificios abandonados.

Allí se puede ver la panadería, un antiguo lagar y una mezquita subterránea.  Esta mezquita es llamada así porque por una parte alberga una cueva, y por otra tiene otra cueva encima.  En esta cueva se encuentran las tumbas donde descansan para siempre los Siete Durmientes.

Según la leyenda, en esta caverna fueron encerrados siete jóvenes cristianos por orden del emperador romano Decio, en el año 250 de nuestra era.  Los jóvenes se quedaron dormidos;  permanecieron así durante doscientos años y despertaron ¡para morir de inmediato!  Según el Corán, los Siete Durmientes serán los anunciadores del Juicio Final.

A 14 Km. de Chenini hay un cruce de rutas que nos permitirá llegar a la antigua Guermessa, de difícil acceso pero que nos premiará con espectaculares vistas desde la altura.  El pueblo, igual que Chenini, está dividido en dos partes; a la derecha la kalaat o castillo fortificado, con sus dependencias talladas en la piedra; a la izquierda la entrada a Ghomrassen, donde no debemos dejar de saborear los «cuernos de gacela», una suerte de «croissant» rellena de sésamo y almendras, que aquí se fríen en aceite, mientras que en el resto de Túnez se consumen horneadas.

Foto: Wiki Commons

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Antiguas ciudades



Comentarios (1)

  1. Santiago dice:

    Hola, un par de puntualizaciones, Ksar es singular y ksour el plural.
    La leyenda que te cuentan los guías de los siete durmientes creo que es una transliteración de los siete durmientes de efeso.
    Gracias

Deja tu comentario