Ouled el Hadef, el barrio antiguo de Tozeur

Ouled el Hadef

Tozeur o Túzar, la antigua Thuzuros de Libia, formaba parte del limes de Tripolitania, una línea fortificada que unía Gabes con Biskra, en Argelia, bajo el dominio romano. Vivió su edad dorada bajo el reinado de los Aglabíes; los cronistas de la época hablan de mil dromedarios por día que partían cargados de dátiles. Actualmente es una puerta de acceso privilegiada al Sahara, por su desarrollo turístico.

La principal atracción turística de Túzar es el oasis, pero la ciudad esconde secretos y curiosidades que llamarán la atención de los viajeros, como el Zoo del Sahara, un lugar con animaciones surrealistas creadas por los guías, o leyendas como la de la jojoba que crece en la aldea de Abbes y cuyas raíces llegan hasta La Meca… y también barrios como Ouled El Hadef que hoy vamos a recorrer.

Nos encontramos en la avenida principal de la ciudad, Habib Bourguiba, bordeada de pequeños cafés, cesterías y tiendas de recuerdos. Desde el centro tomaremos un pasaje a la izquierda, en cuyo extremo un cartel nos indica que estamos cerca del Museo. Estamos en la ciudad antigua, actualmente peatonal, con sus fachadas de ladrillos con motivos geométricos que recuerdan los diseños de las alfombras tunecinas.  Las callejuelas estrechas y las enormes puertas nos transportan al mundo medieval.

Visitaremos el Museo de Artes y Tradiciones Populares, que funciona en una antigua escuela coránica construida a mediados del siglo XIV.  Nos ilustrará acerca de la vida cotidiana de los habitantes del oasis; por ejemplo, veremos una ambientación de un dormitorio de recién casados, con una exhibición de hermosos trajes de novia.

Los muros de la sala de oraciones están ornamentados con máscaras africanas; este sorprendente detalle se debe a que en el oasis existía el trabajo esclavo.   Veremos documentos de la época del protectorado, como una directiva sobre el reparto del agua en el oasis que luego se transmitía oralmente. También hay una impactante colección de manuscritos del matemático musulmán Ibn Chabbat, del siglo XIII, cuyos restos descansan en Túzar.

No dejemos de visitar el minarete y la mezquita de Sidi Abdallah Bou Jemra; para finalizar el paseo, podemos tomar un descanso en la hermosa plaza del barrio.

Es muy fácil llegar a Túzar, en avión ya que el Aeropuerto se encuentra a sólo 3 Km. de la ciudad, en autobús desde las ciudades de Nefta, Susa, Keruán o Tunis, o en tren con el servicio nocturno de Tunis que nos dejará en la estación declarada Monumento Histórico.  Dentro de la ciudad, lo mejor es caminar.  Si la idea es quedarse, encontrarán buenos hoteles y alojamientos en Tozeur.  Para saborear la auténtica comida de Túzar, les recomendamos buscar restaurantes sencillos fuera de la zona turística, donde disfrutarán buenos platos de cuscús, méchouia o chorba.

Foto: Vía Flickr – Sergio Conti

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Tozeur



Comments are closed.