Parque Chaâmbi, frontera verde del desierto

Monte Chaambi

El Macizo de Chaâmbi, en la provincia de Kasserine,  es un lugar cargado de historia; las excavaciones arqueológicas han revelado la presencia humana desde los tiempos prehistóricos, desde la montaña hasta la planicie, y también vestigios de la época romana.  Templos y villas y también antiguos molinos en los flancos del Jebel, que hacen suponer que en las altas estepas existían grandes olivares.

El Parque Nacional Chaâmbi, de más de 6.700 ha. de extensión fue creado en el año 1980 con el objetivo de proteger la flora típica de la región y la valiosa gacela de montaña; se encuentra a 17 Km. al oeste de Kasserine, 35 Km. al norte de Feriana y 50 Km. al sur de Thala.  Es representantivo del conjunto de condiciones físicas y geográficas del Atlas tunecino, y pertenece a la zona de las altas planicies del centro de Túnez.

El macizo de Chaâmbi con su cubierta vegetal típica va desde las verdes praderas al pie de la montaña hasta los bosques de pino de Alepo, constituye el último bosque antes del dsierto y es la última barrera natural contra la desertificación.  Este Jebel es el que se halla a mayor altitud en Túnez, alcanzando los 1544 metros.

Hay varios circuitos para realizar dentro del Parque Nacional Chaâmbi y descubrir sus secretos, a pie o en vehículos de doble tracción.  Un recorrido general nos permitirá conocer lo más importante, tras seis horas de excursión en un vehículo 4×4, con vistas generales del paisaje y sus habitantes del mundo vegetal y animal, el ecomuseo, la meseta de Jugurtha, la zona de galerías y el monte Chaâmbi.

Si estamos dispuestos a realizar un recorrido un poco más largo, podremos ver también la estación de cría de gacelas, las ruinas romanas y la reserva de Tella, vistas panorámicas y observación de aves.  Los que prefieren las caminatas también tienen su oportunidad: hay varios recorridos que dos horas de marcha, que combinan los principales lugares como el ecomuseo, la zona de galerías, bosques de pinos, con escaladas y una visita a las ruinas de un antiguo teleférico donde se puede hacer una pausa y tomar fotografías.

No dejemos el Parque sin conocer los productos artesanales de la región, en estrecha relación con la Naturaleza; los visitantes tendrán la posibilidad de participar en actividades como la utilización del esparto para la fabricación de todo tipo de contenedores y tapices, la tradicional recolección de los conos del pino de Alepo para la extracción de los granos y la selección de plantas aromáticas que se emplean en la cocina y la producción de cosméticos.

Foto: Vía Flickr – Helio d’or

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Naturaleza en Tunez



Deja tu comentario