Archipiélago de Kerkennah, la vida lenta

kerkennah

¿Eres de los que buscan realmente descansar en un ambiente relajado, lejos de la agitación de las ciudades, con playas doradas y ambiente familiar? Entonces has llegado al lugar indicado: el Archipiélago de las Kerkennas, frente a la costa de Sfax; es tan bajo que apenas supera los tres metros sobre el nivel del mar, ocupando 160 Km2 y con una población de alrededor de 15.000 habitantes.

Estas islas tienen una historia larga pero sencilla. Fue un importante puerto y mirador durante el imperio romano;  actualmente mantiene el estilo de vida tradicional y pueblerino a pesar de estar muy cerca de Sfax, la segunda ciudad en importancia de Túnez.

Las islas son cálidas y secas, con fuertes vientos, debido a la posición del Golfo de Gabes. La vegetación predominante es xerófila, como palmeras y otras similares. Estas tierras áridas solamente han permitido el desarrollo de la pesca del pulpo como industria clave, que se vende en Túnez y se exporta a los países vecinos.

Kerkennah es elegida por el turismo continental tunecino, pero muchos tunecinos prósperos están construyendo aquí su segunda residencia; la mayoría de los turistas extranjeros provienen de Alemania y Gran Bretaña.

El gran atractivo de las islas Kerkennah es la tranquilidad, que se aprecia especialmente cuando se llega del ritmo de vida de Sfax. Aquí no hay multitudes, y algunas personas piensan que es el lugar más hermoso de la tierra. Aunque visualmente no es demasiado atractivo, abundan la vida lenta y la soledad.

No hay demasiadas calles asfaltadas y por eso hay pocos automóviles, aumentando la sensación de paz; la pesca se realiza al estilo tradicional, con trampas de hojas de palma en forma de embudo. En estas playas doradas se pueden pescar salmonetes, lenguados, lubinas, langostas y pulpos.

El archipiélago está formado por dos islas principales, Garbi y Chergui,  y cinco más pequeñas a las que se puede llegar en ferry. Garbi es la menos visitada; está conectada a Chergui  por un puente que se remonta directamente al Imperio romano. En Chergui se encuentra la villa turística de Sidi Fredj, las ruinas de Borj el Hissar, Remla que es la ciudad más grande del archipiélago y el pequeño puerto pesquero de El Attaia.

En Sidi Fredj encontraremos buenos hoteles y restaurantes y un poco de entretenimiento por las noches; las excursiones de pesca son accesibles, y es una alternativa para los turistas que buscan tranquilidad y comodidad. Los que prefieren algo un poco más movido, deberán pensar en otro lugar.

Foto: Vía Panoramio

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Naturaleza en Tunez



Deja tu comentario