Hadjeb El Ayoun, la conquista de los siete Abdallah

Hammam Sidi Mammer

La antigua comuna de Hadjeb El Aaiún, o El Hadjeb, está ubicada en el centro del país, a 65 Km. de la capital de los aglabíes: Kairouan, y 200 Km. de la capital, Tunis, en dirección al norte.  Su historia se remonta a la época romana: es la antigua Masclianae, conocida por su gran desarrollo económico, cultural y religioso y sus sitios arqueológicos.

La importancia de esta villa se debe precisamente a su posición geográfica privilegiada entre las ciudades romanas de Sufetula y Aquae Regiae con sus famosas fuentes de aguas termales a flor del suelo, transformándose en una parada obligatoria de las caravanas musulmanas y romanas. Estas aguas termales sulfurosas son las que le han dado su nombre en árabe.

Los musulmanes se instalaron aquí en el año 647 de la hégira, venciendo a la armada romana en una conquista que fue conocida como la de los «Siete Abdallah», ya que los siete comandantes de las fuerzas musulmanas llevaban todos este apellido y eran todos descendientes del profeta.

Fue el hogar de importantes comunidades francesa, italiana y judía, esta última se desarrolló entre principios y mediados del siglo XX iniciada por una familia de Gabes; sus principales ocupaciones eran la industria del azufre, el papel y la ganadería.

Lugares para ver: La fortaleza Ksar Souissine, antiguas ruinas históricas.

Cosas para hacer: disfrutar de un baño en Hammam Sidi Maamar, a 5 Km. de la villa de Hajeb El Aïoun en dirección a Kairouan, 1 Km. antes del puente de Oued Zeroub. Es un sitio termal muy complejo, ya que el chorro está formado por varios manantiales y el lecho es rocoso; los manantiales son aprovechados en una gran pileta de tres metros de longitud y 1,5 metros de profundidad, construida en mampostería, donde el agua tiene una altura de medio metro.

La pileta tiene unos orificios a esta altura para evitar los desbordes y conducir las aguas termales directamente al río. Los baños se pueden tomar directamente en el lugar en verano y primavera, y son muy concurridos. Además el agua de la fuente es potable y hay algunas habitaciones para alojamiento de los turistas. Estas aguas son indicadas para enfermedades reumáticas y de la piel.

Si llegan en la segunda quincena de julio no dejen de participar del Festival de la lana; otras fiestas importantes son el Reencuentro de la Poesía en el mes de marzo y los homenajes a Ali Zouaoui en el mes de febrero.

Foto: Sitio Oficial de la Comuna

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Antiguas ciudades



Deja tu comentario