La Costa de Coral de Túnez

Costa de Tabarka

El tramo de costa entre Tabarka y Bizerta es llamado «La costa de coral» ya que tradicionalmente se practicaba la extracción de corales de sus aguas; actualmente es una costa rocosa, marcada por numerosas bandas de arena fina, rica en peces y anémonas.

Bizertaes la capital de la provincia del mismo nombre y uno de los principales puertos comerciales del país. La ciudad se desarrolla en torno a una profunda bahía de la costa nororiental tunesina, en una franja entre el mar y el lago Ichkeul.

Fundada por los fenicios como estación comercial, fue dotada de un canal navegable que unía el lago con el mar, conforman uno de los puertos más seguros del Mediterráneo, los romanos lo reconstruyeron llamándolo Hippo Diarrhytus, y los árabes la llamaron Benzert. Ocupada por los franceses hasta el año 1963, actualmente Bizerta es un puerto comercial de primera importancia y un sector turístico balneario en pleno desarrollo.

En el entorno de Bizerta se encuentra Cap Blanc, unos kilómetros al norte y el punto más al norte del África; nos regala un paisaje sugestivo, con lugares para visitar como el Jebel Nador o el Menzel Bourghiba, la antigua Ferryville, fundada por los franceses y reconvertida en una villa de estilo colonial a 30 Km. del lago Ichkeul.

Tabarka por su parte se extiende a lo largo de una bahía en la costa septentrional de Túnez, con el telón de fondo de los montes de Crumiria, apenas a 20 Km. de la frontera con Argelia. Es la antigua Thabraca, una ciudad fenicia dedicada al comercio que alcanzó gran prosperidad en la época romana exportando mármoles, cereales y otros productos, pero sobre todo porque tenía el monopolio de la extracción de coral; todavía hoy, sigue siendo el producto típico de la región.

Actualmente es la ciudad más verde del país, con sus aguas ricas en barreras de coral entre las cuales habitan peces codiciados como la chernia y la castañola roja, un predador reconocible por su brillante color entre rojo y rosa, apenas a diez minutos del puerto, y los bosques de alcornoque frente al mar.

La ciudad, dominada por el fuerte genovés del siglo XVI ubicado frente al cementerio marino, conocida por sus ruinas romanas y la basílica que actualmente alberga el Museo Regional del Alcornoque, ofrece la oportunidad de realizar deportes acuáticos y visitar el archipiélago de La Galite.

En julio y agosto se celebra en Tabarka el Festival del Coral, dedicado al folklore tunesino y en particular a la artesanía del coral. Según una creencia popular, el coral es un excelente talismán, en particular el coral rojo, que garantiza vitalidad a quien lo posee.

Foto: Wiki Commons

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Naturaleza en Tunez



Deja tu comentario