Testur, el corazón andalusí de Túnez

Tejados de Testur

En la carretera imperial que unía Cartago con Tebessa se encontraba la antigua ciudad romana de Tichilla; allí llegaron los moriscos de Castilla y Aragón expulsados de España en el año 1609 para fundar la más emblemática de las ciudades andalusíes en Túnez: Testour. Aquí se habló español durante más de ciento cincuenta años y se conserva el sabor andaluz en sus barrios como Rhiba, Tagarine y Hara.

Testur se encuentra enclavada en las colinas del valle del Medjerda, 20 Km al sudoeste de Medjez-el-Bab. La antigua Tichilla fue reconstruida por los refugiados musulmanes y los judíos de Andalucía que le dieron su carácter en la construcción y el diseño. Se caracteriza por el estilo típico de casas perfectamente alineadas, con techos de tejas, establos y graneros, donde la habitación tradicional se abre a un patio que alberga en el centro un árbol de naranjas amargas, símbolo de buen gusto.

Pero Testour no es solamente un centro de la cultura andalusí; en el siglo XX albergó una comunidad judía muy importante y es actualmente un lugar de peregrinación para visitar la tumba de Rabí Fraji Chawat; en realidad es testigo de una intensa práctica religiosa, como lo prueban sus catorce templos.

Se destaca la Gran Mezquita, construida por Mohamed en 1630 con algo que la hace única en el mundo musulmán: su reloj,  ubicado entre las dos torres octogonales, su estilo hispano en las cúpulas y motivos renancentistas en la sala de oración. Simbólicamente, este reloj tiene los números colocados de espaldas, expresando el deseo de los fundadores de hacer retroceder el tiempo y volver a las épocas felices en que vivían en Andalucía. Además se destacan dos Estrellas de David en el lado oriental, símbolo de la convivencia entre musulmanes y judíos.

Otro aporte genial a la cultura de los moriscos que llegaron a Túnez es la «aljamiada» o «aljaimada», un tipo de literatura compuesta por textos escritos en las distintas lenguas romances de la península pero en caracteres árabes. En este sentido, Testur fue el principal centro morisco y un verdadero polo de atracción.  Conserva las huellas del pasado y es un de los pocos lugares en Túnez que recuerda los mejores de Andalucía.

Si la idea es quedarse, deberán buscar alojamiento en las ciudades cercanas como Teboursouk; para comer hay restaurantes sencillos en el centro. Es muy fácil llegar a Testur: hay servicio de autobuses y taxis desde Teboursouk, Le Kef y Túnez.

Foto: Museo sin Fronteras

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Pueblos de Tunez



Deja tu comentario