La orgullosa Utica, mas antigua que Cartago

Utica

Tomando el camino desde Túnez hacia Bizerta encontraremos un pequeño milagro de flores y frescura entre las ruinas: es el yacimiento arqueológico de Útica, que gracias a los esfuerzos de su cuidador, jardinero y poeta, presenta un aspecto más acogedor.

Útica, la orgullosa ciudad fundada por los fenicios en el año 1101, es decir, tres siglos antes que su vecina Cartago, cayó misteriosamente y sus restos permanecen sepultados bajo los aluviones del río Meyerda; algo sucedió para que el puerto se desecara y la rompiente del mar retrocediera más de doce kilómetros.

Tal vez esto aceleró el fin de la ciudad, que ya en el siglo V estaba bajo el dominio de Cartago. Si bien colaboró con Cartago hasta la Segunda Guerra Púnica, en el año 146 a.C. se entregó a Roma y fue una de las primeras capitales africanas.

Sin embargo el resurgimiento de Cartago condenó a Útica a un discreto segundo plano del que no pudo salir ni siquiera gracias a su prosperidad y tras varios dominios desapareció silenciosamente.

En el yacimiento se pueden ver restos de las antiguas civilizaciones; por ejemplo de la época púnica se ha descubierto la necrópolis, cuyas tumbas abarcan un período entre el siglo VII a.C. y el siglo IV. Hay diferentes tipos de sepulturas, algunas más sencillas y otras sofisticadas. También se han encontrado pequeñas urnas para cenizas y vestigios de una extraña costumbre, que consistía en cubrir la cabeza de los muertos con una máscara hecha con la cáscara de un huevo de avestruz en el que pintaban rasgos humanos.

De la época romana se han excavado unas veinte viviendas; en cuatro de ellas encontraremos cosas interesantes como mosaicos y una antigua cisterna que aún tiene agua. La casa mejor conservada es la de la cascada, de los siglos IV ó V.; se conserva una fuente con un estanque rectangular en cuyo fondo se han pintado multitud de peces. También el comedor con su magnífico piso de mármol de diferentes colores y procedencias. Debe su nombre a una fuente que hace correr el agua por un plano inclinado para formar la cascada. Otras casas notables son la del tesoro, en la cual se encontraron unas monedas durante las excavaciones, y la de los capiteles historiados, a la que se accede por tres grandes portales que llevan directamente al peristilo, compuesto por doce columnas con capiteles que narran distintas historias.

Un kilómetro antes de llegar al yacimiento se encuentra el pequeño Museo, también con salas temáticas. La sala púnica alberga ajuares funerarios, joyas y estremecedoras máscaras fúnebres.  En la sala romana hay unas estatuas de mármol realmente notables, como la de Esculapio, otra de un niño togado, Ariadna dormida y un impresionante Hércules. También se encontró un enorme mosaico con motivos marinos, y para disfrutarlo mejor lo han instalado en un estanque en medio del jardín.

Foto: Wiki Commons

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Antiguas ciudades



Deja tu comentario