Desde Hallouf hasta Toujane, al sur de Tunez

Toujane

En la región de Gabes, una excursión a realizar partiendo de Medenine, para conocer los ksur de Túnez es la visita que lleva desde el ksar Hallouf hasta Toujane.

Hallouf tiene muy bonitas fachadas de piedra bruta y es uno de los lugares más tranquilos de Túnez, situado en un oasis a orillas de un uadi. Lo divertido de aquí, es que podrá hospedarse en alguna de las seis ghorfa disponibles que están distribuidas en dos niveles alrededor de la plaza y una de ellas tiene una aceitería tradicional. Las puestas de sol sobre las palmeras y los picos cercanos a la mezquita de la cima de la colina son imperdibles.

Camino a Toujane, saliendo 8 kilómetros por la derecha de Hallouf, recorrerá las rutas empinadas con la magnífica vista de la llanura árida que muere en el mar, conocida como Yefara. Respire profundo, el aroma que sentirá son las matas de artemisa y tomillo que crecen naturalmente perfumando las colinas. Cuando la carretera comience a bajar, llegará a Toujane, la ciudad dividida por un valle.

Esta ciudad es una gran villa de piedra de pocos habitantes que se extiende entre las pendientes de las montañas; misteriosamente, en un momento del día, las zonas habitadas y las montañas parecen unirse y mostrar algunos detalles de las construcciones que no se pueden ver en todo momento. Las mujeres de este lugar, vestidas con atractivos colores, se ocupan del ganado de cabras y de trasportar el agua en un pesado recipiente atado a sus espaldas por una correa que sostienen con la frente.

Por la carretera que llega hasta Matmata encontrará una bifurcación que lo llevará hasta un mirador con vista al pueblo. Luego el paseo continúa por los caminos sinuosos de la montaña donde en el paisaje se alternan casas, jardines escalonados, uadis encajados en la piedra y la llanura del Yefara. Los mojones de cemento indican los lugres por donde no se recomienda entrar.

Son 15 kilómetros hasta llegar a un bosque de eucaliptus. Aquí tiene la opción de seguir por la izquierda hasta Téchine, un pueblo troglodítico a 5 kilómetros; o continuar por la pista de 10 kilómetros a Matmata, rodeada de cactos, que atraviesa otro pueblo bajo la tierra y tiene una gran antena.

Para alojarse puede elegir unas casas trogloditas o tomar una habitación en una de las casas de la villa.  Si su idea es llevar algo de recuerdo, encontrará muchas tiendas de alfombras.

Foto: Wiki Commons

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Rutas turisticas



Deja tu comentario