Bizerta, la ciudad atravesada por las aguas

Bizerta

A orillas del mar Mediterráneo y a 65 kilómetros de Túnez, se encuentra Bizerta, una ciudad para pasear en bicicleta o ciclomotor.

Nombrada Hippo Diarrhytus por los griegos, tiene varias playas realmente hermosas y forma un sistema de brazos que se comunican con lagos como el Ichkeul y el de Bizerta hasta llegar al Mediteráneo. Diarrhytus en griego significa: atravesado por las aguas.

El puerto viejo tiene un muelle que dibuja un arco a lo largo de las murallas de la alcazaba y las casas bajas. El movimiento habitual, es el de un pequeño puerto mercantil y pesquero que gana importancia debido al creciente turismo.

Para atravesar las murallas de la alcazaba, hay una única puerta por la que se debe pasar agachado y medio de costado, ya que fue diseñada con la intención de defender la medina. Las calles son estrechas y forman un laberinto en el que juegan los niños. Esta parte de la ciudad se conserva en un estado casi genuino y al pasear uno siente compartir la vida cotidiana que es tan tranquila que, a veces, se pueden escuchar los martilleos del zoco de los forjadores al otro lado de la muralla.

Bizerta posee dos mezquitas y dos fuertes. La mezquita más cercana, con su minarete octogonal, custodia esta vida pintoresca por lo sencilla y relajada, tan distinta a la que estamos acostumbrados en las ciudades modernas de Túnez. La otra, la mezquita de Rebaa, de color verde y blanca, cuida la plaza Slahedine Bouchoucha.

Encontramos uno de los fuertes frente a la alcazaba, es el pequeño fuerte Sidi Henni donde está alojado el museo oceanográfico. Y el otro, el fuerte Español, situado en una colina cercana al puerto viejo, que actualmente se utiliza como teatro. Se llama Español, pero fue construido por los turcos en el siglo XVI. Desde este fuerte se pude ver: la Plaza Slahedine, con su antigua fuente del año 1642 que tiene una inscripción realmente curiosa y una antigua fortaleza del siglo XVIII.

A poco más de 20 kilómetros está el poblado de Ferryville, en honor a Jules Ferry quien inició la política colonial africana. Los ancianos del pueblo aseguran que hace 20 años, la ciudad recordaba a los barrios de París.

Lo más lindo de la zona es el parque natural de Ichkeul, se extiende rodeando un lago, varias salinas y el Yebel Ichkeul, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997, donde también podremos visitar museo ecológico.

Foto: Vía Flickr

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Bizerta



Deja tu comentario