Información de Túnez

Bandera de Túnez

Túnez es el país más pequeño de la región del Magreb, y cuenta con algo más de diez millones de habitantes. Bañado por el Mediterráneo, hacia el interior más del 40 por ciento del país está compuesto por el Desierto del Sáhara, lo que ya nos da una idea de su clima árido y seco.

Sin embargo el turismo se siente atraído por el color y el sabor de sus aguas mediterráneas, así como por las excursiones que pueden hacerse al interior. Asimismo Túnez está salpicado de muchos pueblos pintorescos, pequeños pero muy hospitalarios, agradecidos de que llegue tanta gente extranjera a conocer su cultura, su patrimonio y su arte.

El patrimonio arquitectónico de sus pueblos y ciudades también es muy notable, por lo que se mezcla la cultura y el arte de mezquitas y medinas, con el paradisíaco mundo de las playas y los complejos hoteleros a pie del mar. La naturaleza y los paisajes son el otro gran atractivo del turismo tunecino.

DESTINOS TURÍSTICOS

Ciudad de Túnez, o Túnez, es la capital del país y hasta la que se suele llegar en primer lugar. Presenta una mezcla curiosa de ciudad europea, con sus largas avenidas modernas, y una ciudad típicamente norteafricana y musulmana, con el bullicio de su medina y su imponente mezquita. La cultura local se muestra con esplendor en el Museo del Bardo, que alberga algunos de los mosaicos más hermosos del mundo.

Otras ciudades que sirven como epicentro del turismo en Túnez son Sousse, con su gran mezquita y su medina (tal vez más interesante que la de la capital); Monastir, de viejas murallas y enorme mezquita; Mahdia, también de imponente mezquita; y especialmente Kairouan, considerada la cuarta ciudad santa del Islam, donde destacan sus mezquitas y su Museo del Arte Islámico.

Muy turística por su carácter histórico y por sus ruinas es la antigua ciudad de Cartago. El recuerdo de Cartago es más visible tal vez a través de sus museos que por las propias ruinas. Hay muchos vestigios arqueológicos en Túnez, especialmente en ciudades y enclaves como El Djem, Bulla Regia, Sbeitia, Ghriba y, sobre todo, Douggia, de grandes ruinas romanas.

Para los amantes de la costa y las playas nada mejor que la isla de Djerba, en la que según cuenta la leyenda pasó unos días el propio Ulises y ciudades como Nabeul, Hammamet (ambas muy turísticas, especialmente esta última, llena de hoteles y el parque de atracciones Carthageland), Zarzis y la el islote de Tabarka, ideal para los amantes del submarinismo. Sin olvidar los paisajes de Tozeur, el oasis de Nefta, Matmata y sus fortalezas y la ruta del Sáhara.

CLIMA

En Túnez predomina el clima mediterráneo, con temperaturas suaves tanto en invierno como en verano. Las temperaturas más altas oscilan en torno a los 35 grados, y las más bajas no suelen ser muy frías. A medida que nos alejamos de la costa las temperaturas son más extremas, tanto en lo caluroso como en el frío, mientras que el sur de Túnez es desértico, llegándose a los 50 grados en durante el día, e incluso bajo cero por la noche, nevadas y heladas.

MONEDA

La moneda oficial es el dínar tunecino, que se divide en mil millimes. Hay monedas de 1, 2, 5, 10, 20, 50 y 100 millimes, además de medio, 1 y 5 dínares; los billetes son de 5, 10, 20, 30 y 50 dinares. En la actualidad 1 euro equivale a 2 dínares tunecinos.

GASTRONOMÍA

La cocina de Túnez lleva muchas especias, parte importante y esencial de su gastronomía. Platos típicos son el cuscús, las carnes de ternera y cordero, el merguez (salchicha de cordero a la brasa), la ensalada mechuia con tomates y pimientos dulces, el boutargue o caviar rojo, y todo acompañado del cassecroufe, un pan blanco relleno de aceitunas, atún y lechuga. Imprescindible probar el té, los vinos tunecinos y el boukha.

IDIOMA

El idioma oficial es el árabe, aunque en la mayoría de lugares todo el mundo suele dominar también el francés, mucho más que el inglés.

COMPRAS

Hay muchos productos típicos y souvenirs que comprar en Túnez, sobre todo en las famosas medinas de sus ciudades. Podemos encontrar cerámica, tapices bereber, alfombras de Kairuán, artículos de cuero y mimbre, la alfarería de Nabeul, las especias que condimentan las comidas, el té moruno… En las medinas, como no podía ser de otra manera, se lleva el arte del regateo.

ALOJAMIENTOS

En Túnez podemos encontrar alojamientos de todo tipo, desde los hoteles más modernos y exclusivos, hasta los alojamientos de nivel medio, y otros complejos más económicos. En las zonas costeras encontramos hoteles para todos los gustos, bungalows, campings, alquileres de apartamentos, etc…

AEROPUERTOS

Los principales aeropuertos en Túnez se encuentran en la capital, y los aeropuertos de ciudades como Monastir y Djerba, que son los más frecuentados por los turistas.

Imprimir