Qué ver y hacer en Mahdia

playas de Mahdia

Mahdia, preciosa ciudad costera al sur de Monastir y sureste de Sousse, se presenta como un lugar ideal para dejarse enamorar por las costumbres y tradiciones tunecinas. Es cierto que parte del encanto lo encontramos en su mar, de un color zafiro que impacta al instante. No obstante, sus magníficas playas no son, ni de lejos, el único reclamo de esta urbe.

Qué ver en Mahdia: cosas que puedes hacer

El turista que se adentra en Madhia conocerá lugares como Skifa Kahla. Una gran puerta fortificada que fue construida en el siglo XVI, reconstruyendo a su vez una anterior destruida por los españoles. Esta puerta es la entrada a la ciudad vieja, llena de comercios tradicionales, mezquitas, edificios públicos y viviendas.

Al final del recorrido, se encuentra la fortaleza Bordj el Kebir. Se trata de una fortaleza otomana que fue construida en 1595 por Abu Abhallah Mohammad Pasha. Bordj el Kebir no destaca por su decoración. No obstante, si decides pagar la entrada para pasear por su interior, podrás acceder a la parte superior, disfrutando de unas vistas magníficas sobre la ciudad, el puerto y otros rincones como el cementerio de los marinos.

El cementerio marino de Mahdia es un lugar curioso, sin duda. Se trata de una gran extensión con miles de tumbas distribuidas sin orden de colocación. Ubicado entre la fortaleza y el puerto, las blancas lápidas del cementerio resaltan sobre el verde de la hierba que crece entre ellas y el azul turquesa del mar.

Entre las mezquitas más destacadas de la ciudad se encuentra la mezquita de Mahdia. Fue fundada por el califa fatimita al-Mahdí Ubavd-Al-lah. Antiguamente no podía visitarse, pero actualmente es posible pasear por ciertas zonas en horarios fuera de los rezos.

¿Le ponemos un lado un poco más cultural a la ruta por Mahdia?… Pásate por el Museo de la ciudad. Está ubicado en la plaza de acceso a la ciudad vieja, al lado de la gran puerta Skifa Kahla. En sus dos plantas, podrás encontrar desde objetos púnicos y romanos hasta objetos fatimíes. Además, cuenta con varias salas separadas que aglutinan una gran muestra de joyas y monedas de diversas épocas, así como telares manuales utilizados en esta región.

Si, para finalizar, te apetece una actividad relajante en esta ciudad balneario, no te pierdas la oportunidad de ir a uno de sus centros de talasoterapia. Una cura de talasoterapia será la guinda perfecta para este apasionante viaje.

Descubre más sobre esta ciudad en:

Imagen vía: Turismo de Túnez

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Mahdia



Deja tu comentario