Receta de Lablabi, plato tunecino

Lablabi

La gastronomía de Túnez es sumamente interesante y rica en sabores y combinación de ingredientes. Ciertamente, es una opción diferente para una comida con amigos o en familia, cuando el objetivo sea sorprender y salir de la rutina. Y, con el tiempo, de seguro varios de sus platos se harán costumbre en el recetario habitual.

Hoy aprenderemos a elaborar lablabi, una comida elaborada con garbanzo, pan y una sopa saborizada y aromatizada con comino. No se trata de una comida lujosa, sino muy por el contrario, es un plato económico que podéis consumir en cualquier restaurante pequeño de Túnez. De hecho, el pan que lleva suele ser pan del día anterior, por lo que es evidentemente una opción para los presupuestos más bajos.

Los habitantes locales lo consumen habitualmente, en particular durante los días más fríos y por la noche, ya que es ideal para aumentar la temperatura del cuerpo. Este platillo también ha trascendido las fronteras del país, y está presente en las cocinas asiria e iraquí, aunque varía en la preparación.

A la receta tunecina básica se suelen añadir otros ingredientes para realzar el sabor o para hacer una comida más completa. Veamos a continuación los pasos para elaborar este delicioso platillo a la manera tunecina.

Ingredientes

  • 450 grs de garbanzos secos
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 4 dientes de ajo (esta cantidad puede variar en función del gusto de los comensales)
  • 1 cda. de salsa harissa (salsa picante tunecina)
  • 1 cda. de comino
  • perejil a gusto
  • jugo de un limón
  • 6 cdas. de aceite de oliva
  • pan en cantidad necesaria (no necesita ser fresco)

ELABORACIÓN

• Cortar la cebolla, la zanahoria y el ajo en finas láminas y saltar en una sartén, con un hilo de aceite.

• Añadir los garbanzos y el caldo de pollo. Dejar en el fuego hasta el primer hervor.

• Incorporar la salsa harissa, el comino y el perejil. Hervir durante 10 minutos, a fuego moderado.

• Retirar del fuego y conservar caliente hasta el momento de servirlo.

• Antes de llevarlo a la mesa o servir, incorporar el jugo de limón y el pan en trozos. También se pueden añadir alcaparras y hasta un huevo poché, y acompañar con pescado, en función del gusto de los comensales.

Notas

– Es posible reemplazar el caldo de pollo por agua, y luego salar a gusto al incorporar la el comino.

– La salsa harissa es una salsa picante que, en caso de no poder conseguirla en el mercado, puede ser elaborada en casa. Su ingrediente principal son los pimientos picantes rojos, que en la versión comercial se utilizan ahumados. Esto es lo que distingue el peculiar sabor de la salsa, aunque si no es posible ahumarlos en casa, también se pueden utilizar asados. Los demás ingredientes son: ajo, cilantro y alcaravea molidos. La preparación se combina con aceite de oliva y se añade sal a gusto. Para que esté lista, es necesario dejarla reposar durante 12 horas. La ventaja de realizarla de forma casera es que se puede regular el sabor picante, haciéndola más intensa o mas suave según el gusto de los comensales.

Foto vía: Limes & Lycopene

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomia de Tunez



Deja tu comentario