Descubre los secretos de la Medina de Túnez

Medina de Tunez

Una de las cosas que caracterizan a la ciudad de Túnez es su enorme idiosincrasia. Y donde quizá se palpe mejor este hecho es, además, en su magnífica Medina.

Declarada por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad, lo cierto es que necesitaremos de un buen plano o guía oficial para adentrarnos en todos los secretos que guarda su entramado arquitectónico, que puede ser árabe o otomano y que, por si esto fuera poco, está rodeado por el estilo colonial francés de la imponente avenida Habib Bourguiba.

Sin embargo, y para que te hagas una idea antes de poner pie en suelo tunecino, en el post de hoy te vamos a dar algunos tips para que diferencies los diversos misterios que encierra la Medina. Para empezar, lo mejor es encaramarse a una de las muchas azoteas que la pueblan, como la del famoso Maison D’Orient, desde la cual apreciaremos las verdaderas dimensiones y formas de este auténtico laberinto urbanístico.

Probablemente, lo primero que veremos sean los alminares de las mezquitas, entre el blanco descolorido de las casas y los azulejos y rejerías: debes de saber que los de planta cuadrada son de origen árabe mientras que, aquellos que la tienen octogonal y son mucho más estilizados, son otomanos.

Por lo que respecta al templo de Youssef Dey y a la mezquita de los Tintoreros, estos fueron levantados por los turcos en el siglo XVII y, las dos, tienen un claro influjo italiano gracias a la utilización de los capiteles, columnas, marquetería de mármol y las portadas hechas con piedra caliza. Esto responde al hecho de que eran muchos los italianos que por entonces trabajaban en el país.

Para acabar, no podrás perder de vista tampoco el mar de cúpulas blancas y verdes que nace a tus pies, ni los tejados a cuatro aguas que nos ayudan a reconocer las salas de las mezquitas y los mausoleos (el de mayor tamaño es el de Tourbet el Bey).

Foto Vía: Corfuboat

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Ciudad de Túnez



Deja tu comentario