Visitar la ciudad de Cartago, en Kairouán

Mezquita de Uqba

Sí, sí, como lo oyes (o, mejor dicho, como lo lees), si te encuentras de visita en la ciudad santa de Kairouan no sólo podrás admirar esta urbe con su impresionante Mezquita de Uqba (esta magnífica fortaleza posee 9.000 metros cuadrados de superficie total, lo que hace que sea considerada como una de las más grandes del norte de África), sino que también, y probablemente sin tener conocimiento de ello, estarás contemplando muchos de los restos que conformaban la antigua ciudad tunecina de Cartago.

No te preocupes, aunque ahora mismo no entiendas nada desde Sobretunez.com te lo explicamos: lo primero que has de tener en cuenta es que tanto Kairouán como su mencionada Mezquita de Uqba fueron construidas con piedras sacadas de la destrucción de Cartago por los conquistadores árabes que llegaron a esta parte del continente africano después de que, en el siglo VII estos mismos musulmanes destruyeran la histórica ciudad portuaria.

De este modo, una visita a la ciudad santa puede ser una magnífica idea para intuir lo que fue el esplendor de la antigua Cartago.

Debes de saber que si bien, si no profesas la fe musulmana, no podrás entrar a la sala de oraciones de la Mezquita, sí que merece la pena acercarse a contemplar su gran patio, rodeado por una inmensa balaustrada de columnas hechas a base de granito y mármol y donde sus capiteles han sido datados en época romana.

Pero, no te confundas, esto es tan sólo un aperitivo de lo que te espera un poco más allá: aunque no puedas entrar en ella, desde la puerta de la sala de oraciones podrás avistar cómo se recorta en la penumbra un gigantesco bosque compuesto por más de 400 columnas de mármol blanco, decoradas con granito azul y detalles de pórfido rojo. La belleza del lugar, estamos seguros, te dejará sobrecogido.

Foto Vía: Link Alicante

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Kairouan



Deja tu comentario