Las catacumbas de Susa

Catacumbas

La maravillosa ciudad de Susa, situada en plena costa de Túnez y bañada tanto por el mar Mediterráneo como el Golfo de Hammamet guarda en su interior un sinfín de tesoros que han hecho que la Unesco la incluyese en su lista de lugares Patrimonio de la Humanidad en el año 1988.

Conocida en la Antigüedad bajo el nombre de Hadrumentum, sus ruinas están en un increíble estado de conservación y, entre ellas, se pueden contemplar incluso unas pequeñas catacumbas de época cristiana y que han sido datadas en los siglos II – IV.

Aunque están bien escondidas (dar con ellas puede convertirse en toda una aventura. Has de tener en cuenta, además, que se encuentran a un kilómetro y medio de distancia con respecto a la ciudad) y, cuando las encuentres, no dejarás de sorprenderte: están situadas ¡en mitad de una casa! Como lo oyes: una vivienda privada y familiar que tiene en el sótano de su hogar unas catacumbas de época paleocristiana.

Eso sí: el viaje y el reto merece completamente la pena: las catacumbas se hallan en un extraordinario estado de conservación e, incluso, nos será posible vislumbrar a través de un cristal algunas de las tumbas abiertas (en total, las catacumbas junto con la necrópolis contienen más de 10.000 sarcófagos).

Además, y a diferencia de lo que ocurre con las que se pueden ver en Roma y en otras ciudades, estas no han sufrido ningún tipo de saqueos por lo que nos será más fácil ver y comprender cómo los cristianos de los primeros siglos enterraban a sus muertos: qué rito seguían, con qué tipo de ajuares les proveían y cómo los colocaban, en qué posición ponían al cadáver, y un largo etcétera.

En definitiva, si tienes planeado un viaje a Susa no dejes de acercarte a conocerlas…¡ estamos seguros de que merecerá la pena!

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Susa



Deja tu comentario