La ciudad sagrada de Kairouán

Kairouan

La ciudad tunecina de Kairuán (también conocida como Kaïrouan o Qayrawan) se localiza a unos 160 kilómetros de la capital.

Su nombre se deriva del persa Kâravân y fue fundada por los árabes en el año 670 en el lugar elegido por el general Uqba Ibn Nafi para asentar un puesto militar.

Testigos de su enorme importancia durante el siglo VII son su mezquita (durante mucho tiempo fue una de las pocas que quedaban a las que los no creyentes no pueden entrar, pero en la actualidad ya es accesible para todo el mundo) y su medina, de tal modo que acudir siete veces a Kairouan es equivalente a la visita anual a la Meca que debe hacer toda persona que profese la fe musulmana.

En este sentido, la ciudad es una auténtica fortaleza sagrada, considerada por muchos como una verdadera ciudad santa y, como tal, desprende, por cada uno de sus muros, religiosidad. A este respecto, los suníes la tienen en alta consideración, al definirla como la cuarta ciudad más santa de todo el Islam (primero que ella están La Meca, Medina y Jerusalem) y la que ostenta el puesto más alto del Magreb.

Del mismo modo, sin embargo, la gran afluencia de visitantes la han convertido asimismo en un típico centro de turismo, y ha llenado sus calles y tiendas de souvenir aunque, lo cierto, es que bastan apenas dos horas para visitar los lugares más característicos de la urbe, a saber: la medina, la gran mezquita, el mausoleo Sibi Abid y la mezquita de las tres puertas.

Por si todo esto fuera poco, la Unesco decidió incluirla en su prestigiosa lista de Patrimonios de la Humanidad en el año 1988, atendiendo a su riquísimo patrimonio cultural. Como última curiosidad cabe destacar que, entre otras ciudades, Kairouan está hermanada con la ciudad andaluza de Córdoba.

Foto Vía: tunisia-tourism.org

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Kairouan



Deja tu comentario