Mellegue, un hammam auténtico

Hammam Mellegue

A 3 Km. al sudoeste del bosque de El KeF y cerca de una base militar, solamente accesible por la carretera que se extiende entre Le Kef y Sakiet Sidi Youssef, se encuentra  Oued Mellegue, una aldea ubicada en un remoto rincón entre Le Kef y Mahdia.

Esta localidad perdida a la que sólo se puede llegar en taxi o en un coche alquilado, es conocida por sus baños termales llamados Hammam Mellegue y unas ruinas romanas que casi no figuran en ningún circuito turístico.

No es fácil llegar, ya que casi no hay caminos en ese paisaje de barrancos y riscos, con un valle excavado por la fuerza de un río antiguo, y el lugar casi no está señalizado, de manera que la excursión hasta Hammam Mellegue es una experiencia inolvidable solamente apta para turistas audaces, que serán recompensados con la experiencia de un auténtico baño, pues este lugar es poco frecuentado por los turistas y sí, en cambio, muy concurrido por la gente del lugar.

Los baños se encuentran el fondo de un valle de montaña, en el marco de un hermoso paisaje, cerca del río y unas pocas casas, con impresionantes vistas en un lugar donde los reyes son el silencio y la soledad. El interior permanece oscuro y cálido, impregnado de un aire sulfuroso. El agua mana de unos surtidores decorados con bocas de león y las paredes conservan impactantes relieves caligráficos e inscripciones romanas.

Los baños han sido reconstruidos y poco se conserva de los revestimientos romanos, que debieron ser magníficos mosaicos, pero el sistema de tuberías, calefacción y surtidores es prácticamente el original. Estas paredes color arena han visto generación tras generación de familias que vienen aquí a tomar sus baños desde hace 1800 años. Se dice que estas aguas tienen propiedades curativas y se pueden beber; de hecho los romanos estaban convencidos de este hecho. La temperatura del agua es un fenómeno completamente natural y la intensidad disminuye a medida que las piletas se alejan del punto de origen de las aguas termales.

Hay un sector para mujeres y uno para varones; el techo abovedado tiene una claraboya que deja entrar la luz natural. Las piletas tienen una profundidad de dos a cinco pies y el agua es limpia y surge a una agradable temperatura de 35°. La sesión incluye un tratamiento de masaje y exfoliación, aunque los visitantes deben llevar sus propias toallas y trajes de baño.

Si la idea es quedarse, lo mejor es buscar alojamiento en Le Kef que está a sólo 12 Km., aunque los excursionistas valientes podrán intentar acampar o alquilar una habitación en Oued Mellegue.

Foto: Termalismo de Túnez

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Le Kef



Deja tu comentario