A comer en Túnez

Couscous

No importa la nacionalidad de un turista, seguramente una de las cosas que más aprecia del lugar que visita es la comida. En Túnez se puede comer por buenos precios en lugares muy lindos, pero como en todos lados seguramente encontrará un lugar que tenga valores excesivos, intentaremos aconsejarle los mejores lugares y qué comer para disfrutar de la gastronomía de Túnez.

En los hoteles la mayoría ofrece pensión completa, pero la comida no es tradicional ni típica sino que sirven platos más comunes.  Si lo que desea es probar la comida típica, lo mejor es comer afuera. Seguramente desayunará en el hotel, en todos se ofrece bufet libre estilo alemán con salchichas, mortadela, queso y huevos.

Los restaurantes son una buena forma de conocer el gusto tunecino; la mayoría son a la carta,  que se limita a cino tipos de entradas, cuscús, parrilladas y,  si eligió bien, ragú de habas.  La carta de postres resulta demasiado corta, ¿pero en qué país del mundo los postres son suficientes?

Algunos restaurantes de las zonas más turísticas adaptaron la cocina local al paladar europeo disminuyendo considerablemente el picante. Lo mejor es preguntarle al mesero por el sabor de la comida si no está seguro de saber de qué se trata, por ejemplo la ensalada mechouia es particularmente picante.

Si prefiere comer pescado, antes de elegir la comida le presentarán una bandeja con el pecado del día, para que usted elija el que prefiere, si es mújol opte por los que tengan los ojos más brillantes y las agallas más rojas; si es salmonete, el que esté más arqueado. Si por casualidad no le traen la bandeja, pida que le dejen ver el pescado para que también pueda seleccionar el tamaño, si es que le cobrarán por pieza.

Con respecto a la bebida, las leyes del Islam son bastante tolerantes en Túnez; generalmente el vino será de viñas y producción casera. Si en la carta o fuera del restaurante ve la inscripción “Restaurant Turistique” podrá pedir alcohol porque están autorizados por el Estado. Pruebe el Lagmi, que es savia de la parte más alta del tronco de la palmera preparada con alcohol. En los oasis lo encontrará natural, en Kerkennah se bebe fermentado y tiene un sabor parecido al de la cerveza fuerte; los que saben le agregan anís, whisky o Boukha. Si no lo consigue en las tiendas pregúntele a cualquier persona del lugar; tendrá que llevar su botella.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomia de Tunez



Deja tu comentario