Zarzis, playas pacificas y un museo moderno

Zarzis

Ubicada a 53 kilómetros de la capital de Djerba, esta ciudad sobre las costas del Mediterráneo tiene unas playas que no son muy visitadas por el turismo actualmente, pero eran famosas para los franceses en la época del protectorado. Son playas encantadoras y los mejores días para conocer la ciudad son los Lunes y Viernes cuando se abre el mercado y le da nueva vida. Para llegar puede ir en autobús o barco.

El clima de la región la hace agradable todo el año, tiene buena capacidad hotelera en el centro de la ciudad o a lo largo de las playas con precios accesibles y no más de tres estrellas. Restaurantes hay para todos los gustos, la vida nocturna es tranquila, la mayoría de las personas camina por las calles durante el atardecer, pero no hay muchos bares o lugares para bailar.

Tiene un importante museo que combina arqueología, antropología e historia con estudios de la vida actual.

La ciudad en sí tiene en su pasado una gran riqueza cultural, desde tiempos antiguos que los habitantes de Zarzis se dedicaron a la agricultura y a utilizar los recursos del mar, por lo que en el museo descubrirá esta fabulosa herencia; el museo funciona en lo que antes era la Iglesia de Nuestra Señora de la Guardia, construida a principios del siglo XX.

Una parte de la colección muestra objetos encontrados en excavaciones realizadas en la península. Otra parte, muestra la vida de los Akkaras, los habitantes de la península, su ancestral relación con la tierra, el mar y con otras personas a través del tiempo.

Zarzis es el último puerto antes de llegar a Libia; es parecida a otras ciudades de Túnez, pero posee un encanto particular por la tranquilidad de los turistas que la visitan y las aguas trasparentes ideales para bucear. Tiene un yacimiento arqueológico en el pueblo de Gightis, compuesto por una cadena de depósitos creados por los cartagineses, pero las ruinas y objetos encontrados también pertenecen a la época púnica además de la romana. Lo más lindo es el templo de Serapis e Isis que es la estructura mejor preservada. Con 140 metros de largo, está construido sobre una base de piedra roja con hermosas columnas. Desde allí se pueden apreciar el mar, los restos del Forum y el puerto.

Esta ciudad tiene un gran movimiento comercial, pero no deja de ser muy natural, como todos los paisajes de Túnez.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Zarzis



Deja tu comentario