Tabarka, el mejor lugar para bucear en Tunez

Tabarka

Año a año, Túnez atrae a un número cada vez mayor de entusiastas del buceo, que encuentran en sus largas costas mediterráneas y clima suave, las condiciones ideales para su practicar su deporte favorito. Uno de los lugares más importantes y reconocidos por los expertos en buceo es Tabarka, que hoy les invitamos a conocer.

Tabarka se ubica a 17 km de la frontera con Argelia; es una ciudad pesquera y turística en un terreno montañoso pero con mucha vegetación, pues está rodeada por la cadena de Khumayr, perteneciente a la cordillera del Atlas. En su puerto atracan grandes barcos, dedicados a la pesca de la langosta y la extracción de corales que se utilizan en joyería; tan famosos, que hasta tienen un festival Coral de Fotografía Submarina que se celebra cada verano. Su Aeropuerto Internacional 7 de noviembre, uno de los siete aeropuertos internacionales de Túnez, se encuentra a sólo 10 Km. de la ciudad.

Esta ciudad es la antigua Thabraca del imperio romano y el Puerto de los Andaluces del siglo XII. Poblada por vándalos y bizantinos, en la época romana salía de su puerto el mármol rojo y amarillo que se extraía de Simitthu a la que estaba unida por la vía de Adriano.

Nuevas excavaciones han revelado necrópolis cristianas y sarcófagos con mosaicos, así como unas antiguas cisternas entre las que se destaca la Basílica, del siglo III, en la que actualmente se celebra el Festival Internacional de Jazz. Otro lugar en el que se realizan actividades culturales es la antigua fortaleza turca del siglo XVIII llamada Borj Messaud.

A cuatrocientos metros de la ciudad, mar adentro, pero unido por un camino, se encuentra el islote de Tabarka, de tradición corsaria, donde los Lomellini, genoveses al servicio de la corona española, construyeron un fuerte del que actualmente quedan sus muros y un faro; tuvieron el monopolio del comercio del coral hasta que el islote fue ocupado por los musulmanes.

Las suaves laderas cubiertas de pinos y mimosas que llegan hasta las playas de arena fina, las aguas erizadas por unas formaciones rocosas llamadas “Las Agujas”, impresionantes picos de 20 a 25 metros de altura clavados en el mar, hacen de Tabarka un lugar magnífico para el buceo y otras actividades subacuáticas como la fotografía submarina.

Pero no se agotan aquí sus atractivos: los puertos deportivos permiten la práctica de otros deportes, como la pesca y la navegación, y hasta se han instalado campos de golf en medio de los bosques.  Este bello entorno natural es cuidadosamente preservados para que todos puedan disfrutar de las aguas cristalinas y la fina arena de las playas como Mellula y Babouch.  También se puede practicar senderismo en las montañas y si tenemos suerte, podremos ver algún ejemplar del magnífico ciervo rojo o el águila solitaria.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Túnez



Deja tu comentario